¿Persona discapacitada o con discapacidad?

REPORTAJE 2/A.Rocher

El término persona discapacitada está muy extendido entre la sociedad. Sin embargo, si nos paramos a pensar un poco en su significado descubriremos que es mucho mejor denominar a las personas discapacitadas, personas con discapacidad. Diversidad funcional es un término más aceptado, lo empezaron a utilizar los propios afectados en sustitución de nombres como ‘discapacidad’ o ‘minusvalía’. Esta denominación se adoptó en el año 2005 en el Foro de Vida Independiente.

No son personas incapaces de hacer algo, son personas que tienen una minusvalía, personas con una discapacidad, ya sea física o psíquica. El hecho de tener una discapacidad te limita a hacer muchas cosas, pero puedes hacer otras.

La realidad es que no nos damos cuenta de cómo pueden sentirse o no estas personas con nuestro trato, exclusión, miradas de pena o tristeza. Ni siquiera podemos entender los problemas de las ciudades que apenas están adaptadas, los transportes públicos o las tiendas o negocios. Si el problema, por llamarlo de alguna forma, no nos toca de cerca es difícil que nos pongamos en la piel del otro.

Rosa María Moya es vecina de Elche (Alicante). Cuando su ciudad recibió en el año 2008  el premio Reina Sofía a la accesibilidad universal, Rosa no lo pensó dos veces y le mandó una carta a S.M la reina. En ella le exponía las razones por las cuales pensaba que Elche no estaba bien adaptada, además de pedirle que viniera a visitar la ciudad y aceptara su propuesta de dar un paseo junto a ella en silla de ruedas.

R.Moya lleva años denunciando aspectos de la ciudad, como la plataforma que faltaba poner en Renfe para que fuera más accesible la estación. Según esta ciudadana, a Elche le faltan rampas en algunas aceras, accesibilidad a muchos comercios y locales de ocio. También adaptación de mostradores en entidades financieras, centros de salud y hospitales, así como accesibilidad a muchos cajeros y a  muchos autobuses no urbanos. En general en todas las ciudades los problemas son los mismos, apunta R.Moya, por lo que hay que reconocer que Elche está mejor adaptado en comparación.

También cuando viajas es frecuente que los hoteles o  restaurantes no estén bien adaptados, aunque hayas reservado la habitación para personas con movilidad reducida, cuenta Rosa Moya. Muchas de las propuestas que hace al ayuntamiento son todas relacionadas con suprimir las barreras arquitectónicas, pues es un derecho que todos los ciudadanos puedan disfrutar de su ciudad. Según R.Moya “Yo camino por calles discapacitadas”.

R.Moya no se considera un ejemplo. Ha salido adelante de muchas cosas y por ello se siente afortunada. Considera que lo realmente importante es ser autónomo en las decisiones, llevar las riendas de tu vida o tener sueños dentro de las limitaciones de cada uno, pues todos tenemos capacidades diferentes.

¿O no es verdad que muchos de nosotros, aunque podamos hacer muchas cosas, jamás las hemos hecho? Ya sea por miedo, gustos o incluso capacidades. Muchos de nosotros también somos incapaces de hacer determinadas cosas, sufrimos fobias, miedos o nos cansamos con facilidad.

Pablo Rosser es concejal por parte de la oposición de Urbanismo, Vivienda y algunos temas de Cultura en el ayuntamiento de Alicante. Además de ser arqueólogo y profesor colaborador de la Titulación de Turismo en la UA.

Considera a los edificios, calles y muchas tiendas discapacitadas. Pues son ellas las que no están adaptadas y no ofrecen la accesibilidad que deberían. Su enfermedad le provoca dolores muy fuertes y cansancio durante gran parte del día, pero P.Rosser no falta a sus deberes y sabe hacer cosas que para mucha gente se les hace un mundo.

La exclusión social es un tema que debería despertar sensibilidad en la gente. Muchas personas se sienten excluidas o incluso en ocasiones, se les ha considerado inferiores por su condición. Y este es un tema del que todavía muchos no son conscientes.           P. Rosser explica que hay que mantener un equilibrio, no debemos excluir pero tampoco mostrar o sentir pena,  su enfermedad es algo que él mismo considera totalmente normal y tiene más que asumido.

Perspectiva psicológica

La forma de tratar una depresión o adaptación por una enfermedad reciente es diferente que en las demás personas, por ello hay que tener mucha paciencia. Al principio hay que dar tiempo para que la persona sea consciente de su discapacidad y la acepte, dice Mª Amparo Ramos, psicóloga y profesora de la Universidad Miguel Hernández. Además  hay que  enseñarle a la persona que tener una discapacidad no te hace incapaz en el resto de tus facetas.

La integración es un factor muy importante que hay que promover por y para la sociedad. De forma genérica se dice sí a la integración, pero en realidad no socialmente ni de forma individual estamos implicados en la integración, afirma la psicóloga. Cuando conoces o tienes un caso cercano entonces es cuando empieza el cambio real a la integración, te implicas más, quizás sea porque es inevitable, explica M.A. Ramos.

En general se ve que las personas con minusvalías o alguna discapacidad son diferentes en sentido negativo. Sin embargo, lo  que hay que pensar y potenciar es que todas las personas somos diferentes y eso es positivo y rico. No tener una minusvalía es ser diferente a aquellas personas que sí la tienen, dice Mª A. Ramos.

El rechazo, la incomprensión y el sentimiento de lástima en muchas ocasiones son los principales problemas que afectan a estas personas, pero en realidad estos factores nos afectan a todos. Pues a nadie le gusta sentirse rechazado, incomprendido o excluido.

Aunque cada vez se adaptan más lugares, calles, parques o estaciones, la accesibilidad universal es todavía una asignatura pendiente por la que millones de personas siguen luchando en su día a día. Y hay que recordar que esto es un derecho que tenemos todas las personas, el derecho a ser libres, independientes y poder acceder a cualquier tienda o edificio sin necesidad de ayuda, si así se da el caso.

Artículos relacionados

https://inextremisrevista.wordpress.com/2012/02/05/sven-pereira-una-persona-que-nunca-ha-hecho-algo-no-puede-echarlo-de-menos/

https://inextremisrevista.wordpress.com/2012/02/05/que-es-exactamente-ser-normal-2/

¿Cuáles son los beneficios reales de la Agricultura Ecológica?

REPORTAJE 1/A.Rocher

 

La Agricultura Ecológica es una práctica que se conoce cada vez más en España y que tiene una gran acogida en muchos países europeos. Como todo, tiene sus ventajas y desventajas, por ello debemos conocer la cantidad de beneficios que nos aporta en salud este tipo de agricultura y lo que supone para la preservación del medio ambiente.

Los productos procedentes de la agricultura ecológica se han obtenido a partir de semillas no modificadas genéticamente que han sido cultivadas bajo los principios de este tipo de sistema, el cual no utiliza productos químicos de síntesis, explica la ingeniera agrónoma Inma López. El consumo de productos ecológicos no introduce en nuestro organismo sustancias nocivas, cuyos efectos pueden ser perjudiciales a medio-largo plazo para la salud.  La agricultura ecológica, aparte de ser buena para la salud también es buena para el ecosistema.

La técnica agrícola explica que los alimentos producidos a través de la agricultura ecológica, son más nutritivos y más saludables que los producidos por métodos tradicionales. Este tipo de cultivo favorece la preservación de la fertilidad de los suelos, garantiza la rotación de cultivos, una menor contaminación de los recursos naturales y del medio ambiente, preservación de la calidad de los alimentos y un menor coste energético.

Por desgracia, explica Inma López, el coste de producción hoy en día sigue siendo muy alto, ya que la producción por hectárea es más baja que en la agricultura intensiva. Esto repercute en el precio final que debe de pagar el consumidor y que no está al alcance de todos. Los productos procedentes de este tipo de agricultura, ven incrementado su precio con respecto a los convencionales. Pero teniendo en cuenta la manera en que se han producido, la garantía que nos ofrecen y el beneficio que produce en el medio su forma de cultivo, este incremento que se observa en el precio se debe de considerar justo y razonable, afirma I. López.

Cultivo de naranjas ecológicas

Otro de los inconvenientes que debe de afrontar el agricultor ecológico es el aprendizaje de dicho cultivo. Se necesitan varios años para construir un ecosistema sano y afrontar los problemas que van surgiendo sin aplicar las soluciones del cultivo convencional.

Todos los productos que proceden de este tipo de agricultura deben estar etiquetados conforme a las reglas de etiquetado vigente,  por lo que deben llevar el logotipo de agricultura ecológica. Existen ya comercios y grandes superficies donde es posible encontrar este tipo de  productos. También existen tiendas especializadas en productos ecológicos y cooperativas que agrupan a los agricultores especializados en este sector.

Huerto ecológico de V.Burchés en Alginet (Valencia)

Huerto ecológico de V.Burchés en Alginet (Valencia)

Vicente Burchés, empezó a probar suerte con la agricultura ecológica hace ya más de siete años. En su huerto ecológico de Alginet (Valencia), V. Burchés cultiva todo tipo de hortalizas y verduras. Su terreno está situado al lado de las parcelas de los demás agricultores de la zona, que siguen sistemas de cultivos tradicionales.

La salud fue la principal razón que animó al agricultor a iniciarse en la práctica ecológica. Se concienció de la cantidad de sustancias químicas que contienen las frutas y verduras que compramos en el supermercado y decidió cambiar su mentalidad para comer de una forma más sana y saludable. Además, Vicente Burchés cuenta que este tipo de agricultura, que ahora parece un concepto tan moderno, es el sistema tradicional que se ha usado toda la vida, cuando todavía no existían los avances agrícolas y los fertilizantes que existen ahora.

Adrián Vaillo se unió hace algún tiempo con unos compañeros junto a los cuales formó el proyecto ‘El Sacre’. Se trata de un huerto ecológico en Elche que, según afirma A.Vaillo no tiene objetivo económico, sino consumo propio. Su intención no es conseguir el sello ecológico, sino seguir los procedimientos de producción de la gente que lleva años practicando este tipo de agricultura.

Según A.Vaillo, son numerosas las ventajas de la agricultura ecológica si la asociamos al concepto de soberanía alimentaria. Es importante que la producción recaiga en las capas bajas de la sociedad. El pueblo y no las multinacionales, debe tener acceso a las semillas, al agua, a la tierra y a decidir sobre su alimentación. No tiene lógica que en países donde la población no tiene para comer no se destinen los campos a producir de manera sostenible toda la variedad de alimentos que necesitan, sino a monocultivos que exportan las multinacionales. Se necesita erradicar la separación entre producción y consumo, así como con los demenciales y contaminantes viajes que hacen alimentos que se podrían producir al lado de nuestra casa, explica el horticultor.

Sanidad vegetal

Federic Martínez, Técnico del sectorial de Agricultura Ecológica de la AVA (Asociación Valenciana de Agricultores), habla de la importancia de la sanidad vegetal. Hay muchas opciones para sustituir a los fertilizantes químicos tradicionales o los insecticidas para acabar con las plagas de insectos. Por ejemplo, en el caso de los cítricos, mantener una cubierta vegetal en invierno impediría el aguado de las naranjas. Existen opciones naturales como son los  extractos de ajo o de aceite de oliva, abonos verdes, aportes de materia orgánica e incluso dejar que crezcan setos vivos alrededor de los cultivos, lo que contribuye a la sostenibilidad con el ecosistema y la naturaleza.

Una de las prácticas muy extendidas para erradicar algunos insectos es crear trampas con una botella de plástico que contiene en su interior una solución de agua y vinagre para atraer a las moscas. Los agricultores ecológicos echan estiércol o sulfato de potasio para sustituir el abono tradicional.

Este tipo de agricultura está siendo objeto preferente de las medidas agroambientales de los programas de desarrollo rural para España.  Podemos encontrar gran cantidad de ayudas y subvenciones para la conversión de tierras desde los sistemas convencionales hacia los ecológicos. Por lo tanto, lo que falta en la sociedad española es concienciación y aceptación para favorecer el consumo de estos productos, ya que en muchas ciudades europeas la sociedad está concienciada más que por la salud, por lo que supone la Agroecología para el medio ambiente.

Artículos relacionados

https://inextremisrevista.wordpress.com/2012/02/05/la-hidroponia-una-alternativa-en-terrenos-no-aptos/

https://inextremisrevista.wordpress.com/2012/02/05/gema-romero-la-gente-conoce-la-agricultura-ecologica-pero-apenas-sabe-cuales-son-sus-beneficios/

La labor del voluntariado hospitalario

REPORTAJE 2 ENERO/ V.Barriga

Son las siete y media de la mañana y comienza la actividad en el despacho del voluntariado en el Hospital General Universitario de Elche. Poco a poco van llegando los voluntarios de los miércoles para agruparse en torno al pequeño despacho, situado en la primera planta de la coordinadora, María Asunción Esteve , a la espera de que ella les encomiende la primera tarea del día. “Lo primero que se suele hacer por la mañana es ayudar con el desayuno a los pacientes más mayores y acompañar a los enfermos a quirófanos”, declara.

Sigue leyendo

Narizones: Payasos de Hospital

DESPIECE 2 ENERO/ V.Barriga

Dos payasos con nariz roja, bata blanca y con un maquillaje muy divertido se pasean con una sonrisa por las habitaciones y pasillos del Hospital La Fe de Valencia desde hace más de 13 años. Payasospital es una asociación sin ánimo de lucro, formado por 19 payasos, que desde el 1999 alegra la vida de los niños y niñas hospitalizados por cáncer y otras enfermedades graves, con la ayuda de payasos profesionales especialmente formados para realizar esta actividad. “Nuestro objetivo es contribuir a la mejora de la calidad de vida de los más pequeños y de sus familias, ayudándolos a soportar mejor las estancias hospitalarias”, afirma Miguel Ángel Querecuto, responsable de comunicación de la asociación.

Los miembros de Payasospital trabajan directamente con los médicos y enfermeras y con los psicólogos para que cada niño en particular reciba un trato diferente y adecuado a sus características personales. “Antes de las actuaciones en las habitaciones, los payasos tienen un momento “sin nariz” donde un miembro del equipo sanitario les informa de la situación médica y psicológica de los niños presentes en el servicio”. Esa puesta en común, que desde la asociación llaman “transmisión”, es esencial ya que “permite a los payasos improvisar un espectáculo adaptado”, comenta Miguel Ángel.

Imagen cedida por PayaSOSpital

Pero para los payasos no todo es un camino de rosas ya que “a veces es difícil entrar en su mundo cuando están muy mal anímicamente o sin ganas de reír”, expresan desde la organización. Además, estos payasos, que han aumentado su presencia en los hospitales de la Comunidad Valenciana en 4.100 jornadas de alegría en estos doce años, necesitan cumplir con un perfil determinado debido a que “su trabajo es muy duro a nivel psicológico por lo que necesitan antes de una formación”, enuncia el responsable de comunicación de la ONG. Para ello, se realizan cursos de formación durante el primer semestre de cada año llamados “cursos de clown”.

Su jornadas se inician con visitas a las habitaciones de aquellos niños que no pueden salir de la cama porque están más enfermos. “Cada semana realizamos espectáculos personalizados en los servicios de Oncología Pediátrica y Pediatría de siete hospitales de Valencia, Alicante y Castellón”, resalta Miguel Ángel.

Imagen cedida por PayaSOSpital

Por otra parte, la asociación catalana Papallupas hace poco ha implantado un nuevo proyecto, en el que además de servicio de planta, prestan ayuda en los quirófanos. “En esta área se acompaña al niño por la anestesia, quirófano o las salas posteriores de reanimación”, añade el representante de la asociación. Después de un tiempo desde su implantación, el personal sanitario ha comprobado como “la presencia de estos payasos ha hecho a todos la vida en el hospital que no  siempre es agradable, un poco más fácil”, concluye Luis Càncer, anestesista de quirófano del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona.

 

 

 

 

MªAsunción Esteve: ” La labor del voluntariado se ofrece a través de la compasión y no desde la lástima”

DESPIECE 1 ENERO/V. Barriga

Mº Asunción Esteve en su despacho del Hospital General Universitario de Elche

María Asunción Esteve se mueve como pez en el agua en el servicio de voluntariado del Hospital General Universitario de Elche. Coordina desde el año 1999 esta asistencia del centro ilicitano y el de San Vicente del Raspeig. Sesenta personas han hecho del voluntariado del Hospital un servicio de referencia en los últimos 10 años, pero a ella, lo que más le motiva para seguir trabajando es “la sonrisa y la gratitud del paciente día a día”.

¿Cómo nació el voluntariado sanitario del Hospital General?

El proyecto nació cuando se creo la Ley del Voluntariado en 1996, aunque no fue hasta 1999 cuando empezamos como asociación. Yo ya era voluntaria en el hospital desde varios años antes, así que como todo esto iba por buen camino, decidimos crear dicha asociación.

2. ¿En qué áreas desempeñáis vuestra labor??

Empezamos desarrollando nuestra actividad en el servicio de Urgencias. En la actualidad, también cubrimos el servicio de la Unidad de Cirugías sin Ingreso, el prequirófano donde los familiares ya no pueden estar al lado del paciente, en despertares tras realizarse la operación, en el servicio de planta donde ayudamos a los enfermos a desayunar o a comer cuando sus familiares necesitan un respiro o simplemente no se encuentran en el hospital y en pediatría. Como novedad también prestamos ayuda en consultas externas con una labor más de acogida, es decir, guiamos a los pacientes a moverse por el hospital para hacerse pruebas o acompañamos a familiares de enfermos a la habitación correspondiente.

3. ¿Qué hace un voluntario?

Nuestra misión principal es la atención a usuarios que se encuentran solos en el hospital o simplemente cuando sus familiares no pueden estar con ellos por sus diversas obligaciones cotidianas, es más una tarea de acompañamiento. En caso de ingresos graves o fallecimiento, también prestamos apoyo a los familiares.

4. ¿La personas que ingresan en el hospital conocen vuestro servicio o sois vosotros los que os acercáis primero al paciente?

En general sí que suelen tener constancia de nuestra labor porque ya son muchos años funcionando. Además de haber carteles por todo el centro informando del voluntariado, los médicos y enfermeras les hacen llegar la información a los enfermos y a sus familiares. Hay personas que son ahora voluntarios porque una vez vinieron con un familiar y vieron la atención que recibieron del voluntario.

5. ¿Todo el mundo puede ser voluntario?

Todo el mundo que tenga un buen corazón, sepa escuchar sin juzgar y acompañar al enfermo desde la compasión y no desde la lástima ya que la compasión es ayudarle a que haga su camino por él mismo y la lástima es dárselo todo hecho por pena. Cada uno tiene en un camino y hay que acompañarlos para que cuando se caigan, se levanten, pero el camino lo deben hacer ellos mismos. Ahora bien, para ser aceptado como voluntario tiene que tener un perfil además de querer ayudar al prójimo.

6. ¿Y cuál es ese perfil?

Antes que todo se le hace una entrevista para ver sus actitudes y si tiene algún problema de tipo emocional. Aquí hay que saber guardar la compostura y no derrumbarse al ver una situación complicada. Tras la entrevista, se le realiza un test psicológico y un curso de formación. A posteriori se le imparte un curso de formación y durante dos meses están de prueba con otro voluntario.

7.  ¿Cuándo actúa el voluntariado?

Estamos toda la mañana en el hospital, de 8 de la mañana a 2 de la tarde. Cada voluntario tiene su busca particular y en cuanto se requiere de su ayuda, se le localiza rápidamente. Es nuestra forma de estar interconectados. Cada día, apuntamos todo lo que cada voluntariado ha hecho y si ha habido algún incidente con algún paciente, así nos preparamos para la jornada del día siguiente. El voluntariado es más un servicio de atención y compañía como saber escuchar tanto las buenas como las malas noticias. No interrumpimos el trabajo del resto de personal del Hospital.

8. Entonces actuáis un poco como psicólogos ,¿no es así?

No, simplemente escuchamos. No soltamos las típicas frases de “la vida es así” o si pierden algún hijo “tranquilo aún te queda otro”. Estamos con ellos para que puedan descargas toda su tristeza y se desahoguen. A veces se nos llena el despacho de gente, pero nosotros tenemos que ser fuertes y dejarles que lloren hasta que se cansen.

9. ¿Qué beneficios pensáis que aportáis al paciente y al propio personal sanitario?

Los médicos nos dicen directamente que desde que estamos nosotros, se está utilizando menos morfina que antes. Los beneficios que aportamos al paciente es el de quitarle un poco la angustia de estar ingresado en un hospital que no es del agrado de nadie. En cuanto a los familiares, les damos ese tiempo de respiro que he comentado antes. Nosotros todos los días aprendemos algo nuevo. Esta es la mejor escuela.

¿Hamburguesa de carne o de tofu?

REPORTAJE 1 ENERO / V. Barriga

Hace más de 10 años que Pilar Fernández no prueba ni un bocado de carne, leche, huevo, marisco o miel. No se trata de una persona con problemas alimenticios ni de una mujer que carece de recursos para obtenerlos, sino de una mujer valenciana que a los 35 años tomó la decisión de hacerse vegana, es decir, se abstiene de comer cualquier producto que contenga grasas de origen animal. “El veganismo es una forma de vida”, sostiene Pilar Fernández.

Sigue leyendo

¿Qué es exactamente ser normal?

DESPIECE 2/A.Rocher

Tener una enfermedad mental limita muchas veces las capacidades de las personas de cara a la sociedad pero ¿Cómo vemos o tratamos a estos enfermos?

Alba Diaz Nieto es enfermera, ha trabajado en la Unidad de Salud Mental en el Centro Polivalente D. Valentín Hernáez Marín de Paterna (Valencia). La enfermera explica que la enfermedad mental es el déficit de alguna sustancia necesaria para el buen funcionamiento del sistema nervioso central, que hace que las personas no se puedan comportar de forma normal, o que hacen que no vean la realidad tal cual es.

El padecimiento mental, pues, aunque es complicado y difícil, normalmente no suele  tener solución, puesto que es crónico, pero sí que puede ser tratado y estar bajo control, con ayuda de los profesionales sanitarios, medicamentos o tratamientos específicos. Estos enfermos son ante todo personas y no por ello la sociedad debe rechazarlos o excluirlos socialmente. Alba Díaz incide en la importancia de tratar a estos pacientes con normalidad, como trataríamos a otra persona sin enfermedad mental. Debemos ser respetuosos con ellos y tener paciencia, puesto que algunos de ellos pueden tener problemas de comunicación.

Quizás tendemos a excluir a estas personas por miedo o desconocimiento a su enfermedad, añade Alba Díaz. Su comportamiento a veces es extraño y eso es lo que nos hace generar miedo o rechazo hacia ellos. Pero a pesar de ello son personas, aunque tengan determinados problemas, simplemente hay que saber cómo tratarlos.

Las personas que gozamos de salud mental, gozamos de las mejores y óptimas condiciones mentales, de no tener ningún problema relacionado con el sistema nervioso central, ni ningún problema que influya en tener un comportamiento adecuado o normal. Todos somos diferentes o especiales y no por ello queremos que nos miren raro o de otra forma, como si no fuéramos normales. Pero, ¿Qué es exactamente ser normal?