¿Hamburguesa de carne o de tofu?

REPORTAJE 1 ENERO / V. Barriga

Hace más de 10 años que Pilar Fernández no prueba ni un bocado de carne, leche, huevo, marisco o miel. No se trata de una persona con problemas alimenticios ni de una mujer que carece de recursos para obtenerlos, sino de una mujer valenciana que a los 35 años tomó la decisión de hacerse vegana, es decir, se abstiene de comer cualquier producto que contenga grasas de origen animal. “El veganismo es una forma de vida”, sostiene Pilar Fernández.

El término “vegano” se parece mucho al de “vegetariano”, pero aún así, existen diversas diferencias entre estos dos conceptos. El veganismo es una filosofía basada en el respeto hacia los animales ya que las personas veganas consideran que los animales son seres vivos que merecen ser respetados, por lo que excluyen toda forma de explotación y crueldad hacia el reino animal, e incluye la reverencia por la vida. En la práctica se aplica a vivir solamente de los productos del reino vegetal donde la carne, el pescado, las aves, los huevos, la miel, la leche animal y sus derivados son excluidos En cambio, un vegetariano sí que puede incluir en su dieta huevos o lácteos. Existe otra diferencia destacable en cuanto a esto, y es que los veganos evitan dañar o matar a los animales, por lo que excluyen la caza, el uso de animales en los circos o la pesca.

Hamburguesa de tofu

Durante siglos, muchas personas han vivido a base de una alimentación estrictamente vegetariana, pero no fue hasta aproximadamente 1945, cuando 25 personas, lideradas por Elsie Shrigley y Donald Watson, decidieron llevar un paso más allá el vegetarianismo (que luego se llamarían a sí mismos veganos). Este conjunto de personas se aglutinaron en Londres para intercambiar conocimientos obtenidos de su experiencia personal y para hablar de la forma de adaptación para que cualquier persona pudiera adoptar esta postura con total confianza esta dieta humanitaria.

La primera Sociedad Vegana se fundó en febrero de 1946 año en Reino Unido donde cada cuatro meses se enviaba a los suscriptores un boletín cuatrimestral llamado The Vegan y que sigue su publicación hoy en día.

A través de estos impulsores del veganismo, hoy en día muchas personas con este mismo modo de vida son muchísimas más y pueden participar viviendo compasivamente hacia el respeto por los animales. Desde entonces, miles de veganos se han ido aglutinando en diversas asociaciones y en distintas organizaciones independientes. En España, la UVE (Unión Vegetariana Española) cuenta con más de 500 afiliados. En UVE son conscientes de reconocer la necesidad de disponer de un órgano representativo que agrupe el movimiento vegetariano en sus diversas corrientes ya que “ nuestra labor es divulgar nuestros ideales para apoyar a quien desee introducirse en la alimentación vegetariana”, explica David Román, colaborador de Unión Vegetariana Española.

La definición formal de una persona vegana, según el Vegan Society, es aquella que, en la medida en que sea posible, intenta vivir sin explotar a los animales, tanto por el beneficio de los mismos, como para el bien del planeta y la salud. Y precisamente, estos son los tres ejes que tal población utiliza para justificar su elección, considerada por muchos como radical.

Aquellos que practican el veganismo defienden que su salud mejoró significativamente al dejar de lado productos lácteos. Marina Santatecla, quien lleva unos 15 años siendo vegana, asegura que se encuentra muchísimo mejor desde que lleva a cabo una dieta libre de origen animal porque “me siento con mucha más energía y vitalidad que antes”, dice. Su dieta se basa en frutas del tiempo, legumbres y muchas hortalizas y frutos secos.

“Los que piensan que es muy complicado elaborar el menú, se equivocan completamente porque la variedad es ciertamente muy amplia”, asegura Marina de una forma contundente. No obstante, sí que existen personas que cocinan dietas mucho más elaboradas. Los alimentos “alternativos” como ellos los llaman, son habituales de cocina oriental como pueden ser el mijo, la quinua, la polenta, el bulgur,  el cuscus, sarraceno, etc. Otro ingrediente que se les ha descubierto en estos últimos tiempos, son las algas (las verduras del mar) y los germinados que muchos veces elaboran ellos mismos en sus casas. “También solemos elaborar productos básicos como el pan que es muy fácil y queda muy bueno o algunas leches vegetales a partir de frutos secos”, defiende Carol Pino, miembro de DefesaAnimal.org.

PUNTO DE VISTA NUTRICIONAL

La decisión de hacerse vegano rara vez se hace solamente por la salud. Normalmente, pesa más el deseo de evitar el sacrificio de animales y el maltrato previo que sufren muchas de las criaturas en las industrias ganaderas, avícolas o porcinas.

Desde un punto de vista nutricional, el catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad Miguel Hernández de Elche, Enrique Roche, asegura que “en principio no existe ningún peligro para la salud alimentarse sólo de verduras o semillas”. Lo que sí deja claro es que “deben ser conscientes en todo momento de lo que comen y de saber prepararse sus menús diarios de una forma nutritiva”.  Los vegetarianos o veganos estrictos son los que más carecen de la vitamina B12, energía que proviene mayoritariamente de los animales. Muchos de ellos lo saben por lo que buscan miles de alternativas para su absorción como la utilización de suplementos alimenticios en forma de pastillas o jarabes.  En la mayoría de herbolisterías o tiendas especializadas existen cápsulas, miel o mantequilla que “ofrecen todas las ventajas de los ácidos grasos esenciales procedentes del pescado sin tener que sacrificar la dieta”, comenta Mayte, la responsable de la tienda Planeta Vegano de Madrid. En este establecimiento, se vende desde quesos veganos, hamburguesas y salchichas veganas, helados y hasta comida de perros o cosmética libre de toda explotación animal.

El Catedrático de la Universidad Miguel Hernández de Elche defiende que estas iniciativas son una moda al igual que las que se crean desde los establecimientos de comida rápida ya que “no es preciso echar mano de estos productos, sino que con una buena alimentación, dentro de sus intereses, pueden tener un equilibrio nutricional y seguir sanos porque al fin y al cabo lo que falta aquí es el discurso científico y no el meramente empresarial”.

Sin duda, el veganismo requiere muchos cambios en todos los aspectos de la vida, pero también peligros para la salud si no se lleva a cabo desde una alimentación correcta. Sin embargo, para veganos convencidos como lo es Pilar Fernández, es un modo de vida que vale la pena: “ Yo no lo veo como un esfuerzo o algo muy difícil de cumplir. Para mí, ser vegano es cambiar tus hábitos de consumo y la manera en la que compramos con el objetivo de no sacrificar ningún tipo de ser vivo”.

Despiece 1: https://inextremisrevista.wordpress.com/2012/02/05/enrique-roche-se-puede-llevar-perfectamente-una-dieta-vegana-saludable/?preview=true&preview_id=133&preview_nonce=3c477feb5e

Despiece 2: https://inextremisrevista.wordpress.com/2012/02/05/que-comen-los-veganos/?preview=true&preview_id=142&preview_nonce=a9ee803f36

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s