Caminando hacia un turismo responsable

REPORTAJE 2 FEBRERO/V.BARRIGA

Como cada año, cuando llega el período de vacaciones, miles de personas piensan con un gran entusiasmo donde pasar esos días de relax que tanto necesitan. Los destinos turísticos preferidos suelen ser los de Sol y Playa, es decir, un lugar casi paradisiaco donde poder estar tumbados en la arena hasta el amanecer y poder sofocar el calor con un chapuzón en el mar. Por otro lado, el llamado turismo rural cada vez está siendo más demandado por los miles de turistas tanto nacionales como extranjeros que buscan ese remanso de paz que no encuentran en la gran ciudad. No obstante, cabría preguntarse si estos tipos de turismo se están disfrutando de una manera responsable y de un modo justo. ¿Son estos destinos perjudiciales para el medio ambiente? ¿Los turistas se comportan de una forma justa cuando viajan a otros países?.

Muchas personas ya saben lo que es viajar de una manera responsable y alternativa. En los últimos años está teniendo mucho auge el llamado “turismo responsable” que no es más que una modalidad de turismo donde el viajero puede contribuir a mejorar las condiciones de vida en muchos lugares del planeta. Tal y como afirma Javier Tejera, miembro de Ecotumismo, asociación que se dedica a promover el turismo sostenible a través de Internet, redes sociales y mesas redondas, el impacto medioambiental o paisajístico que “sufren las ciudades de playa con moles de hormigón en primera línea de costa o con una sobreexplotación de recursos como el agua es excesivo” por lo que de alguna manera, “hay que replantearse viajar de una forma segura para que los recursos naturales y culturales sirvan de ayuda real en la lucha contra la pobreza”.

Hablar de turismo convencional y turismo sostenible o responsable ya “conlleva un problema de raíz”, opina Javier Tejera. En su opinión, estos dos conceptos no deberían ser cosas diferentes, sino que “lo ideal sería que cualquier actividad turística fuese sostenible en el tiempo en el plano no sólo ambiental, sino también económico, cultural o social”.

No cabe duda de que España es un país turístico, siendo una de las bases principales de la economía española. Actualmente, es el cuarto país del mundo en número de turistas extranjeros, con más de 53 millones de turistas anuales, por detrás de Francia, Estados Unidos de América y China. No obstante, el boom turístico comenzó en la década de los 60 cuando, por diversos factores, empezaron a llegar miles de turistas procedentes ya no sólo de cualquier municipio español, sino también de cualquier rincón del mundo. Hoy en día, en el plano cultural se ha tendido a la estandarización de los destinos ya que “si te das un paseo por la avenida marítima de Benidorm, Lloret de Mar o Tenerife, tendrás la sensación de estar en el mismo lugar cuando son ciudades separadas por cientos o miles de kilómetros”, defiende  el miembro de Ecotumismo.

Concretamente, el portal de viajesresponsables.com ofrece toda una serie de lugares en los que vivir miles de experiencias al mismo tiempo que se beneficia a las comunidades que visitan. ¿Y cómo se beneficia?. Muy fácil. En primer lugar, se intenta acordar los alojamiento con hoteles locales de la zona o buscar métodos alternativos a los servicios de las grandes empresas multinacionales ya que “el objetivo también es que se conozca la riqueza cultural de la zona y sus gentes”, comenta Carles Tudurí, presidente de la ONG Turismo Justo. Sus destinos se aglutinan dentro de varias tipologías: Turismo rural, turismo indígena, turismo solidario y otros muchos más.

Solidive es una organización que tiene como finalidad mejorar la calidad de vida de los países o zonas empobrecidas. Dos de sus proyectos más conocidos son la construcción de dos centros de buceos sostenibles en La Caleta de Santo Domingo y otro, en Pedernales. La idea es realizar estos centros con alojamiento, restaurante o tienda de productos locales que beneficie a la comunidad local ya que “la finalidad es que los habitantes de Santo Domingo sean los mismos propietarios de esos negocios que se basan en los principios de la economía solidaria”, recalca Álvaro Sánchez, miembro de Solidive. Además, en esta asociación, los buzos pueden formarse para acreditarse como “Buceadores Solidarios” gracias a los cursos de formación que se imparten junto con ZOEA.

Sin prejuicios

Aparte de viajar por “placer” también existe el llamado turismo solidario donde además de visitar un lugar nuevo, se le da la oportunidad al turista de colaborar en diferentes proyectos de desarrollo que llevan a cabo diversas asociaciones. Aparentemente parece un término un poco contradictorio ya que se reúne las vacaciones con la colaboración altruista. No obstante, para Carmelo Cerdá fue una experiencia muy grata. “No todo tiene que ser estar acostado en la arena o visitar los museos de la ciudad a la que visitas”, remarca. Este estudiante valenciano de 23 años viajó el verano pasado a Tailandia para ayudar a sus residentes en las tareas habituales. “Parece difícil pensar que cambié la sombrilla por la mochila al hombro, los prejuicios todavía están presentes en la sociedad por mucho que se grite a los cuatro vientos lo importante que es ser solidario”, asegura.

En la teoría parece que es muy fácil desarrollar este tipo de ocio, pero hace escasamente pocos años que se está empezando a desarrollar métodos que aboguen por una oferta de servicios turísticos responsables. El turismo justo parece que aún es un mercado pequeño. La demanda real no es suficiente para hacer viables tour operadores por los distintos países como se hacen en los viajes convencionales, pero lo que sí  parece que hay es una demanda suficiente para hacer que algunas agencias de viajes de este tipo se especialicen. Susana Conde, miembro de Agrotravel defiende la necesidad de más iniciativas de este tipo ya que “la relación entre turista y miembro local es de igual a igual”.

Guía de viaje responsable:  http://www.turismo-responsable.org/Investigacio_debate/30propuestas_indice.pdf

DESPIECE 1: https://inextremisrevista.wordpress.com/?p=242&preview=true

DESPIECE 2: https://inextremisrevista.wordpress.com/?p=245&preview=true

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s