Todos somos capaces

Despiece/ Alba Rocher

Practicar cualquier tipo de deporte fomenta la integración social de la persona y la relación con los demás. En el caso del deporte adaptado no es  diferente. Lorena de Rozas, fisioterapeuta explica  que el deporte en general tiene numerosos beneficios sobre el organismo.  Entre ellos el aumento de la fuerza muscular, del equilibrio, de la coordinación y de la conciencia corporal de la persona. Además aporta  muchos más beneficios tanto fisiológicos como psicológicos.

Las personas con minusvalía pueden sentirse en algún momento en desventaja con el resto de la sociedad, por lo que “cualquier práctica de deporte en equipo puede provocar un aumento en la autoestima y en las relaciones con los demás”, afirma la fisioterapeuta. A veces encontrar el material adaptado y las instalaciones adecuadas para la práctica de algún deporte en concreto pueden ser algunos obstáculos, pero esto no impide que puedan realizarse.

Paola Esparcia es fisioterapeuta y ha trabajado con personas limitadas físicamente. “Estos pacientes te transmiten su afán de superación y fortaleza día tras día pese a su discapacidad”, afirma la terapeuta. No para todas las personas es aconsejable la práctica de un deporte, pues todo depende de su grado de discapacidad. Pero esto no es un problema ya que existen muchas otras opciones. Por ejemplo P. Esparcia cuenta que en el caso de que para un paciente no sea aconsejable el deporte se intenta incluir a la persona en terapias grupales como pueden ser grupos de gimnasia de mantenimiento, terapia acuática o talleres de psicomotricidad.

También se hacen ejercicios para el fomento de las actividades de la vida diaria, musicoterapia y técnicas de relajación. “Todo ello con el objetivo de buscar la igualdad de la persona con respecto a los demás”, afirma P. Esparcia. En general los beneficios son iguales para todos se trate de una persona con discapacidad o no y hay muchas opciones para cualquier persona con ganas y motivación de superarse. Entre todos podemos romper las barreras arquitectónicas reales que todavía existen en la sociedad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s