Carmen Blesa: “Un buen cooperante no tiene que venirse abajo al primer contratiempo”

DESPIECE 1 FEBERO/V.BARRIGA

Carmen Blesa resume su experiencia en África como necesaria y muy gratificante. Es médico y vocal de la Asociación Tamiru Aduna (ATA). Su primer proyecto humanitario comenzó en febrero de 2007 cuando partió hacia Etiopía. Ese fue su primer viaje de los cinco que ha realizado hasta ahora y el más determinante para su futuro como cooperante. Para ella, un cooperante tiene que saber planificarse y actuar de forma responsable para sacar la máxima productividad posible porque, de ello, depende que “ las acciones sean  lo más beneficiosas y resolutivas posibles para el mayor número de pacientes”.

1. ¿Qué caracteriza al buen cooperante internacional?

A un buen cooperante le tiene que caracterizar la autencidad y la paciencia. Debe tener muchas ganas de trabajar y no venirse abajo al primer contratiempo. Muchas veces no nos encontramos con situaciones agradables, por no decir la mayoría de casos, pero hay que tener la suficiente entereza para llevarlo de la mejor forma posible.

2. ¿Por qué es tan importante la ayuda de un cooperante?

Desgraciadamente, la ayuda del cooperante suele ser la única. Hay muchas regiones de África que, sin la ayuda de muchas asociaciones, estarían totalmente despobladas.

3. ¿Qué condiciones permiten la movilidad del cooperante? 

Las condiciones que permiten la movilidad al cooperante son las que se proporciona él mismo con sus propios recursos. Todo es por su propia voluntad.

4. ¿Cuánto tiempo realizan los cooperantes sus proyectos humanitarios en los distintos países?

Depende de cada proyecto y organización. En nuestro programa de trabajo en el hospital de Gambo en Etiopía solemos estar un mes más o menos.

5. ¿Cuánto personal hay actualmente en el hospital de Gambo?

Pues también depende del proyecto. Iniciamos nuestra presencia en el Hospital de Gambo en Mayo de 2004 y hasta el momento actual han participado un total de 77 profesionales más o menos. Para el mes de mayo hay un equipo previsto de cuatro o cinco personas ya que es un buen número para funcionar sin alterar el ritmo habitual de los responsables locales.

6. ¿Qué es lo más duro que ha tenido que vivir usted como cooperante?

Las situaciones duras suceden con demasiada frecuencia, la miseria máxima tiene ese referente. Hay momentos en los que te vienes abajo, pero también hay momentos muy gratificantes como por ejemplo evitar las amputaciones que de no ser por nosotros, el cirujano local las hubiera hecho por falta de técnica en cirugía ortopédica.

7. ¿Qué consejos le daría a una persona que quiera iniciarse como cooperante?

Consejos no sé si es lo que necesita una persona que quiera iniciarse en la cooperación. Pero lo que sí le puedo decir es que es esa voluntad que nace dentro de ti. No es bueno intentar llenar tus carencias personales como ser humano con esta práctica ya que cuando te entregas, debes hacerlo sin condiciones. Si lo haces, es porque tiene claro quien eres y al mismo tiempo te llena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s