Eva Peña: “No hay nadie que no sepa hacer nada”

Despiece 2/Alba Rocher

Eva Peña es la secretaria del Banco del Tiempo en Zaragoza, un proyecto iniciado por la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza. Nos cuenta cómo nace este proyecto y los perfiles más demandados, así como las actividades que se ofrecen en el banco del tiempo.

¿Cómo surge esta iniciativa?

 Este proyecto se  inicia a través de la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza, una entidad en la que se encuentran unas 50 asociaciones vecinales. Nace como  forma de contribuir a crear tejido social y recuperar valores de convivencia y buena vecindad.

¿Existen subvenciones para financiar este proyecto?

Hasta hace tres años existía un convenio con el área de Acción Social del ayuntamiento de Zaragoza. En la actualidad se solicita una subvención de carácter anual.

¿Qué beneficios pueden obtener las personas participando en el banco del tiempo?

Muchos y muy variados. Los principales son la solución de problemas cotidianos, ahorro de algo de dinero, conocer gente, aumentar la red social y también el aumento de la autoestima personal.

¿Ha habido un incremento de usuarios ahora en tiempos de crisis?

Es difícil saberlo ya que, al pasar el tiempo, cada vez hay más socios y, por lo tanto, más intercambios. Lo que sí que se ha notado es un cambio en las demandas. Antes había más relacionadas con el ocio (aprender a cocinar, talleres de artesanía, meditación…) y ahora son cosas más prácticas (reparaciones, peluquería, arreglos de ropa…)

¿Cómo se da a conocer? ¿Se hace algún tipo de publicidad?

Por el boca a boca, por Facebook, a través de dípticos y boletines informativos en centros comunitarios y también por algunos reportajes de prensa. No se hace ningún tipo de publicidad que suponga costes económicos.

¿Qué actividades son las más demandadas por parte de los usuarios o qué perfiles se necesitan más?

 Las actividades más demandadas en este momento son sobre todo informática y nuevas tecnologías. Aunque la gente también pide masajes, costura, idiomas, pequeñas reparaciones, fontanería y peluquería. Los perfiles que más se necesitan ahora son los relacionados con la fontanería e incluso personas con furgonetas para mudanzas (hay bastante más demanda que oferta).

¿Puede participar cualquier persona? Y si es así, ¿Existen asesores para ayudarle a pensar que tipo de actividad podría realizar para los demás?

Por supuesto. Desde la Secretaría del Banco del Tiempo se le sugiere a la gente lo que puede ofrecer y también a reorientar su oferta si lo que hacen no es demandado, para que no se queden sin saldo. De hecho todos pueden colaborar, no hay nadie que no sepa hacer nada.

Al no haber intercambio de dinero de por medio, ¿puede pensar la gente que la calidad de los servicios es menor?

No es habitual, lo que sí tienen que asumir es que igual no es tan inmediato como en un servicio contratado. Hay que tener un poco de paciencia y ser capaz de adaptarse a los horarios de los demás. Lo mejor para animar a la gente a que participe y quede satisfecha es que lo conozcan de primera mano.

Alba Rocher

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s