frundraising: captación de fondos 2.0

V.BARRIGA/ DESPIECE 2

La externalización de diversos servicios en las ONG’s no es nada nuevo. Desde principios del año 2000, las asociaciones más grandes comenzaron a desarrollar ambiciosas campañas de captación del pequeño donante con le técnica del F2F como nuevo canal de obtener fondos privados mediante la obtención de pequeñas aportaciones.

Con la llegada de las nuevas tecnologías, el marketing online o el llamado ciberfrundraising está pegando fuerte. Esta técnica consiste en “sacar provecho de las herramientas de la web para difundir campañas de captación de fondos novedosas a bajo coste y con un gran impacto en la comunidad de donantes”, explica María Mercedes García, formadora e-learning de APFOS.

Los objetivos mayoritariamente son financieros pero también es una cuestión de imagen ya que “ofrece la posibilidad de posicionarse en el mercado como marca, lo que refuerza el plan de comunicación de la organización”, expone María Mercedes.

Cuando se habla de fundraising en una ONG no solo se trata de captación de fondos, sino de saber qué se hacen con esos fondos y donde se destinan. Y es que la transparencia es fundamental. Las organizaciones viven de sus donantes por lo que deben rendirle cuentas es necesario.

En cuanto a los captadores de socios, existen empresas que además de contratar a estos trabajadores, se encargan de su formación. Normalmente estas empresas no entienden las necesidades de estas entidades por lo que “simplemente enfocan el trabajo desde un punto de vista netamente comercial y se olvidan de lo demás”, afirma la formadora de APFOS. De echo, los trabajadores suelen cobrar por comisiones, teniendo unas metas semanales que en caso de no alcanzarlas, “suponen la pérdida del empleo”, comenta María Mercedes.

Por esta razón, otras organizaciones han optado por formar grupos internos, como en el caso de Ayuda en Acción, donde sin embargo, se aplican condiciones laborales muy similares en cuanto a metas de socios. La única diferencia radica en que “cuentan con una mayor formación y tienen un contacto más directo con el entorno de la ONG”, concluye.

Otra técnica destacada, pero menos usada, es el llamado MGM (Member Get Member) que consiste en premiar a un consumidor por traer a un amigo. Sin embargo, el socio de una entidad no obtiene ninguna gratificación monetaria, pero sí que se convierten en preescriptores de la organización. Suelen tratarse de personas con capacidad de movilizar más gente a favor de la causa. Los famosos son buena muestra de ello.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s