Pepa Rodríguez: “Solo un 30% de las personas sin hogar ejerce la mendicidad”

El programa diocesano de “Personas sin Hogar” ocupa un lugar prioritario entre las acciones que Cáritas Diocesana de Getafe junto con la Comunidad Religiosa de las Hermanas Mercedarias de la Caridad llevan a cabo por las personas que viven de forma extrema la exclusión social y las consecuencias negativas de una sociedad moderna. Pepa Rodríguez es una de las responsables del Albergue “San Vicente de Paúl”, por donde cada año pasan más de 900 personas y se sirven unas 8000 comidas. Además, se trabajan con ellos aspectos fundamentales del área laboral y social: recuperación de hábitos de trabajo, formación y orientación laboral, habilidades sociales y de convivencia. Durante el curso 2011 participaron 34 personas en el Programa de Atención Integral, de los cuales 25 han conseguido o siguen luchando por conseguir su autonomía personal.

1. ¿Cuándo nació el albergue San Vicente de Paúl y cuáles son sus objetivos?

El Albergue lleva trabajando por y para las personas sin hogar desde hace más de 25 años. El padre José Ramos puso los cimientos de lo que hoy en día es un referente de solidaridad ribereña. En 1996 Cáritas Diocesana y las Hermanas Mercedarias de la Caridad, asumieron la gestión y dirección del centro. Los objetivos generales son mejorar la calidad de vida de estas personas y fomentar la normalización y su autonomía personal.

2.  ¿Cuál es la capacidad de personas en el albergue?

El Albergue cuenta con 20 camas para personas mayores de 18 años. Unas diez camas se destinan a acogimiento de emergencia de tres días, y las otras diez se destinan al programa de atención integral. Este servicio se complementa con servicio de comedor, de ducha, de atención social y de apoyo al tratamiento sanitario, entre otros.

  3. ¿Son servicios de corta estancia?

El 50% de las plazas están destinadas al alojamiento de emergencia, una estancia de tres días. Las otras 50% lo ocupan los integrantes del Programa de atención integral, cuya duración se determina según cada itinerario personal.
4.  ¿Además de este servicio contáis con algún otro tipo de asistencia como un taller Ocupacional?

Contamos con un piso de apoyo a la reinserción para personas que han terminado el programa de atención integral en el albergue y organizamos talleres de carácter no formal dentro del Centro. Para actividades formales contamos con los recursos públicos y privados del municipio: ONG´s, Escuela de Mayores, INEM, etc.

5. ¿Creéis que los Servicios de Bienestar Social deberían hacer más esfuerzos a la hora de evitar la mendicidad de las personas que viven en la calle?

La propia pregunta demuestra la vinculación que se tiene habitualmente de las personas sin hogar con la mendicidad. Según la última estadística del INE sólo un 30% de las personas sin hogar ejerce la mendicidad, el otro 70% son personas con escasos recursos económicos que no necesariamente están sufriendo un problema de singogarismo. Es muy frecuente que erróneamente se asocie a éste colectivo con esa actividad, pero debemos saber que no son mendigos, vagabundos, transeúntes; son personas sin hogar y cada una presenta una historia y una situación distinta. Aclarado esto, sí que pensamos que desde los servicios estatales se podrían poner en marcha mejores y más planes de erradicación del sinhogarismo, que deberían partir de una mejora en la política social. Se hace incidencia en la necesidad de pasar de recursos y actividades centradas en el asistencialismo, a planes integrales de inserción que busquen la normalización de vida y no simplemente paliar las necesidades básicas por un corto periodo de tiempo.

6.  ¿Con la crisis habéis notado un aumento de personas que necesitan de vuestros servicios? ¿Por qué?

Directamente no hemos recibido un mayor número de demandas, pero sí estamos percibiendo un cambio del perfil de solicitantes de alojamiento. La media de edad está disminuyendo y cada vez son hombres con mayor cualificación y escasa trayectoria de exclusión los que quedan en situación de calle.

Anuncios

Los nuevos ‘sintecho’

V. BARRIGA/ JUNIO

La pobreza extrema muestra los rostros más visibles de las personas con grandes situaciones de necesidad, pero también con graves carencias. Son esas personas con impresión maloliente y sucia las que duermen bajo unos cartones, y las que reflejan la penuria de la parte más “desarrollada” del mundo. Hace unos años, todos ellos eran hijos de otra crisis, pero ahora cada vez más se derivan de otra. Y es que el número de personas que han bajado al escalón de la miseria se cifra en unos 19.000 en toda España, según los datos recogidos por el Instituto Nacional de Estadística en su último estudio realizado en 2005. No obstante, se estima que la cifra en estos años ha aumentado en más de un 30%, tal y como indican los datos recogidos por la Federación Europea de Asociaciones que Trabajan con Personas Sin Hogar (FEANTSA).

Sigue leyendo

ONG’s que sobreviven a la crisis

Diez y cuarto de la mañana en una calle concurrida en pleno centro de Elche.  Sin dejar de sonreír un joven con una carpeta azul y una tarjeta de identificación de ACNUR se acerca a todos los viandantes de la zona: perdona, “¿tienes un momento?”. Muchos niegan a la pregunta con una sonrisa amable y otros les atienden atentamente.  ACNUR: “¿Sabéis que hay una gran crisis en Malí y que la mayoría de sus habitantes se han visto obligados a abandonar sus casas?”. Así es el día a día de muchos captadores de ONG’s, pero así también son las jornadas en las calles de las principales calles españolas. Además, ¿quién no ha visto inundado su bandeja de correo electrónico por mensajes de estas organizaciones?.

Sigue leyendo

El abandono escolar de los jóvenes inmigrantes

V.BARRIGA/ REPORTAJE MAYO

Aproximadamente el 50% de la población española considera que “la calidad de la educación empeora en los colegios donde existen muchos niños inmigrantes”, según muestra los datos del CIS. Además, un 45% cree que “los españoles deberían tener preferencia frente a los extranjeros a la hora de elegir un centro educativo para sus hijos”. ¿Es verdad que el rendimiento de los inmigrantes es más bajo que entre los escolares autóctonos?.

Sigue leyendo

Jordi Garreta: ““Los planes de acogida deberían potenciar más la relación directa entre las escuelas y las familias inmigrantes”

DESPIECE 2/ V.BARRIGA

El fracaso escolar entre los jóvenes inmigrantes es una realidad. Diversos expertos critican la ausencia de planes de acogida adaptados para los alumnos y sus familiares más cercanos. El profesor de sociología de la Universitat de Lleida y experto en sociología de la educación y de las migraciones considera indispensable una mejora en el sistema educativo, pero a la misma vez elogia las mejoras sobre la atención a la diversidad y la interculturalidad.

1. ¿Cuáles son los principales factores de riesgo que precipitan al alumnado inmigrante al fracaso escolar? ¿Por qué?

Como en el caso del resto de las familias, los principales factores de riesgo son sociales, culturales y económicos.  Por ello la situación socioeconómica familiar y cultural son aspectos importantes para explicar el fracaso escolar. Además, en el caso del alumnado de origen inmigrante, más allá de destacar que su situación socioeconómica, en conjunto, es peor que la de la población autóctona, debemos destacar los factores culturales familiares, el momento de incorporación al sistema educativo español y las acciones que se llevan a cabo para incorporarlos. De esta forma, el conocimiento y uso del idioma de los miembros de la familia, el conocimiento del sistema educativo, las actitudes respecto el sistema educativo y su importancia futura, definen un marco de oportunidades. Por otro lado, las acciones que realizan las escuelas e institutos para la incorporación tardía, los procesos de acogida y las acciones específicas para enseñar las lenguas de comunicación habitual, el seguimiento de la evolución del estudiantado de origen extranjero, etc. también contribuyen a mejorar sus oportunidades.

2. ¿Considera que los colegios autóctonos apuestan por la educación comprensiva?

Los centros escolares deben creer en este tipo de educación. La incorporación del alumnado de origen extranjero en el aula ordinaria es necesaria por lo que representa de “normalización” de su presencia. En general, los centros escolares apuestan por la educación comprensiva aunque es cierto que la realidad no es homogénea ya que existen centros con elevada concentración de alumnado de origen extranjero que “aligera” la diversidad cultural existente en otros y que no siempre está bien percibida. De hecho, la red pública es la que acostumbra a tener estos centros en los que la forma de asignar el centro concentra este perfil de alumnado (a menudo por vivir en su zona de influencia), o por concentración “artificial” (por ejemplo, desplazamiento de alumnado a centros con vacantes de matrícula) y/o por el hecho de que familias autóctonas evitan ese centro (lo que se ha llamado “huida blanca”) y matriculan a sus hijos en otros centros que esperan que tengan un nivel educativo más elevado. A menudo se relaciona la presencia de alumnado de origen extranjero, sobre todo de determinados orígenes, con reducción del nivel. Tampoco debemos olvidar casos de alargamiento de la estancia en aulas específicas para el aprendizaje de la lengua u otros conceptos básicos que hace que la “presión” en el aula ordinaria se reduzca.

3. Hay quienes culpan a los extranjeros de nuestro sistema educativo. ¿Qué opina al respecto?

El sistema educativo español tiene problemas, cosas qué mejorar, pero hay aspectos que han evolucionado mucho en estos últimos veinte años y que debemos valorar. La llegada de alumnado de origen extranjero ha comportado un incremento notable de matrículas en diferentes momentos del curso con niveles educativos y conocimientos diversos. La introducción de nuevos discursos sobre la atención a la diversidad y la interculturalidad y la necesidad de desarrollar programas específicos para hacer frente a esta nueva realidad son fórmulas impuestas en estos tiempos. Además todo esto ha sucedido en un corto espacio de tiempo, sobre todo entre el año 2000 y la actualidad. Esta situación ha supuesto un reto importante para los centros escolares que lo han vivido. Por el contrario, las Facultades de Educación  han tardado en dar respuesta al fenómeno, y hasta hace bien poco muchas de ellas no trataban estos temas.  Todo ello hace que el discurso de que hay que tener en cuenta la diversidad y valorarla ha cuajado de forma importante en el sector educativo, pero las prácticas han tenido y tienen un desarrollo más lento y errático.

4. ¿Hay suficientes planes de acogida en  las escuelas?

Los hay sobre el papel, pero algunos de ellos no se aplican tal y como están escritos. Los planes de acogida deben ser reales, para todas las familias (no sólo las extranjeras) y deben mantenerse en el tiempo. Es decir, no sólo debe ser un plan para los primeros meses de las familias en los centros escolares, sino que deben alargarse a todo el tiempo que las familias tendrán sus hijos en el centro escolar. De esta forma, estos planes también colaborarían a concretar otro discurso, también relativamente reciente: el de la importancia de la relación y la participación de las familias. Los planes deberían acoger y potenciar la relación y la comunicación entre familia y escuela a lo largo del tiempo.  Por ejemplo, una breve explicación de cómo funciona el centro, lo que se espera de la familia y una visita a las instalaciones no es lo que debería ser un plan de acogida.

5. ¿Son indispensables los apoyos externos que recibe la escuela por parte de las organizaciones especializadas en la integración?

Ha crecido la valoración de la relación de los centros escolares con el entorno, y no solo desde el punto de vista familiar. De ahí que se valore la relación con asociaciones del entorno social del centro y de las familias, así como se de relevancia al papel que puede hacer este entramado de entidades y asociaciones. La relación del centro con el entorno es importante por ella misma, ya que puede ayudar a suplir algunas de sus limitaciones. Una buena manera sería colaborar con los centros en el conocimiento del sistema educativo y las oportunidades que genera, apoyando a las familias en la definición de proyectos escolares y en la organización de actividades de apoyo al aprendizaje de lenguas.

6. ¿Crees que los padres alientan suficientemente a sus hijos para que no abandonen sus estudios?

Existe mucha diversidad de expectativas educativas tanto en las familias extranjeras, como entre la población autóctona. Una parte de ellas, , cree que la educación es lo que permitirá a sus hijos conseguir lo que ellos, a pesar de haber realizado estudios en origen, no han podido conseguir en su momento. Éstos viven situaciones de reducción de su nivel social, económico y de no reconocimiento  del nivel educativo que hace que otorguen mucha importancia al éxito escolar y a la continuidad hasta la universidad. Otras familias no lo consideran ni tan importante, ni tan rentable, y realizan otro tipo de apuestas. La diversidad de expectativas y actitudes de las familias respecto a la educación es una cuestión a tener muy presente en el análisis del éxito y el fracaso escolar.

7. ¿Sería necesario mejorar las distintas políticas de integración?

La llegada de inmigrantes es relativamente reciente. Además, hemos asistido a la diversificación de orígenes, de edades, e incluso a la feminización de una parte importante de ella. Aunque todo indica que aún no se ha hecho lo suficiente, es importante valorar también lo realizado. Su inserción futura en el mercado laboral y la continuidad en la educación obligatoria y el posterior acceso a la universidad, son dos aspectos clave que indicarán el éxito o el fracaso de las políticas de integración implementadas.

El poder educativo de las asociaciones de inmigrantes

V.BARRIGA/ DESPIECE 1

El abandono educativo temprano de niños inmigrantes comporta un “alto riesgo de acabar en el paro o de vivir en condiciones de extrema pobreza”. Estas son las palabras de la comisaria europea de Educación, Androulla Vassiliou en relación a las estadísticas mostradas por la Encuesta Europea sobre las fuerzas de trabajo del pasado año. Y es que, el 26% de los inmigrantes de los países europeos abandonan el sistema escolar con el título de Primaria entre las manos. En el caso español, las cifras todavía son más alarmantes: el 45% de estos niños no llegan a finalizar sus estudios obligatorios.

Parece que algo falla en el sistema educativo. Las diferentes asociaciones lo saben y muchas de ellas intentan paliar este problema, estableciendo proyectos educativos en los que se pretende ofrecer un apoyo educativo a aquellos niños que necesitan un refuerzo, y que sus familias no tienen unos recursos económicos boyantes para facilitarles estas clases.

En la asociación de voluntariado social “Vive y deja vivir” llevan más de 10 años impartiendo clases de apoyo tras la jornada escolar a cientos de niños tanto españoles como inmigrantes en el Barrio de Aluche (Madrid). De este modo, cada uno de ellos acude a la entidad dos días en semana, con el fin de que los voluntarios puedan ayudarles en sus talleres diarios o preparar exámenes.

Pero no todo se desarrolla al azar. Los Servicios Sociales de la zona o los propios colegios son los que derivan a sus alumnos a la organización madrileña. “Solemos mantener reuniones puntuales con orientadores de los centros para trabajar conjuntamente en relación a algún menor”, comentan desde la organización.

Generalmente, la mayoría de las derivaciones, se reciben desde los Servicios Sociales de la zona, aunque también “son los propios colegios que informan a familias, para que acudan a nuestro recurso”. En algunos casos, se mantienen reuniones puntuales con orientadores de los centros, “para trabajar conjuntamente en relación con algún menor con problemas de adaptación importantes”.

Una de las causas de estos problemas de aprendizaje está relacionada con la desmotivación por los estudios. “Estimular la práctica es mucho más difícil que por ejemplo explicarles la lección del día”, comenta la pedagoga, Paula Escrivá. Estos programas dan respuesta a las necesidades educativas que también facilitan la integración sociocultural entre los extranjeros y la población autóctona, elemento esencial para fomentar un desarrollo escolar satisfactorio.

frundraising: captación de fondos 2.0

V.BARRIGA/ DESPIECE 2

La externalización de diversos servicios en las ONG’s no es nada nuevo. Desde principios del año 2000, las asociaciones más grandes comenzaron a desarrollar ambiciosas campañas de captación del pequeño donante con le técnica del F2F como nuevo canal de obtener fondos privados mediante la obtención de pequeñas aportaciones.

Con la llegada de las nuevas tecnologías, el marketing online o el llamado ciberfrundraising está pegando fuerte. Esta técnica consiste en “sacar provecho de las herramientas de la web para difundir campañas de captación de fondos novedosas a bajo coste y con un gran impacto en la comunidad de donantes”, explica María Mercedes García, formadora e-learning de APFOS.

Los objetivos mayoritariamente son financieros pero también es una cuestión de imagen ya que “ofrece la posibilidad de posicionarse en el mercado como marca, lo que refuerza el plan de comunicación de la organización”, expone María Mercedes.

Cuando se habla de fundraising en una ONG no solo se trata de captación de fondos, sino de saber qué se hacen con esos fondos y donde se destinan. Y es que la transparencia es fundamental. Las organizaciones viven de sus donantes por lo que deben rendirle cuentas es necesario.

En cuanto a los captadores de socios, existen empresas que además de contratar a estos trabajadores, se encargan de su formación. Normalmente estas empresas no entienden las necesidades de estas entidades por lo que “simplemente enfocan el trabajo desde un punto de vista netamente comercial y se olvidan de lo demás”, afirma la formadora de APFOS. De echo, los trabajadores suelen cobrar por comisiones, teniendo unas metas semanales que en caso de no alcanzarlas, “suponen la pérdida del empleo”, comenta María Mercedes.

Por esta razón, otras organizaciones han optado por formar grupos internos, como en el caso de Ayuda en Acción, donde sin embargo, se aplican condiciones laborales muy similares en cuanto a metas de socios. La única diferencia radica en que “cuentan con una mayor formación y tienen un contacto más directo con el entorno de la ONG”, concluye.

Otra técnica destacada, pero menos usada, es el llamado MGM (Member Get Member) que consiste en premiar a un consumidor por traer a un amigo. Sin embargo, el socio de una entidad no obtiene ninguna gratificación monetaria, pero sí que se convierten en preescriptores de la organización. Suelen tratarse de personas con capacidad de movilizar más gente a favor de la causa. Los famosos son buena muestra de ello.