El derecho a un turismo accesible para todos

ALBA ROCHER/REPORTAJE 1

España apuesta cada vez más por el turismo adaptado aunque todavía queda mucho camino por recorrer

inclusive.org

Muchas ciudades españolas están apostando en los últimos años por la accesibilidad, por adaptar sus calles y por atraer y crear un turismo más accesible para las personas con alguna discapacidad. A la gente le gusta viajar, conocer mundo y otras culturas. Pero no todos tienen las mismas posibilidades para poder realizar estos desplazamientos. La crisis económica, como es evidente, no facilita las cosas para poder avanzar en el camino a la igualdad y la accesibilidad en el sector turístico.

Equalitas Vitae

Sin embargo, los datos a través de Equalitas Vitae (empresa dedicada a la promoción del turismo adaptado) indican que este tipo de turismo de momento ha venido para quedarse. Izaskun Benito, directora de Equalitas Vitae explica que hay varias razones para que el turismo accesible siga en desarrollo. La primera de ellas es que cada vez más, las personas con discapacidad quieren salir, disfrutar y divertirse como los demás. Antiguamente era menos común que las personas con discapacidad salieran de su entorno, afirma la directora, pero hoy en día se busca la normalización y es más habitual ver a usuarios con silla de ruedas en playas, practicando deportes o visitando museos.

Otra de las razones, explica Izaskun Benito, se debe a que la esperanza de vida está creciendo y con ella los problemas de movilidad, de audición y de visión. Sin embargo, también crece el número de personas de avanzada edad que quiere disfrutar de excursiones y vacaciones. Por este motivo, explica Benito, cada vez es mayor la población de personas con discapacidad (reconocida o no) que viaja y que requiere instalaciones accesibles. Por otro lado, España recibe cada año más turistas de la tercera edad y con discapacidad del resto de países europeos, durante todo el año. Según la directora de Equalitas Vitae, el perfil de turista que viene busca el buen clima de España y  necesita instalaciones adaptadas.

Pero no es la única empresa que piensa que apostar por este tipo de turismo es rentable. Rafael Winckelmann, fundador de Handisport Mallorca cuenta que el año pasado ofrecieron alrededor de 3500 servicios a personas con discapacidad, tanto nacionales como europeos. En Europa existen 37millones de personas con discapacidad, explica Rafael Winckelmann. Teniendo en cuenta que el turista con discapacidad viaja en compañia de 1,5 personas de media al año, el turismo aumenta. Además, este tipo de turista es muy fiel, por lo que si le gusta un destino repite. En Handisport, asegura, están muy contentos con la respuesta que reciben por parte de los clientes, tanto en el mercado local como en el extranjero.

El proceso de adaptación

Los mayores problemas vienen a la hora de tener que adaptar una ciudad, un hotel o un restaurante. Si no se hace bien, para la mayoría de los clientes con problemas de discapacidad es como si no hubieran hecho nada al fin y al cabo.

Certificado local adaptado

Equalitas Vitae es una de las empresas que se encarga de certificar si estos establecimientos están bien adaptados y asesora en todo el proceso de las obras. Izaskun Benito, directora de Equalitas Vitae explica que los establecimientos que quieren someterse a ello se ponen en contacto con ellos. Su función, cuenta la directora, es ir de la mano del equipo que ejecuta la obra para asesorarle en todos los pequeños y grandes aspectos que van a tener que atender para adecuar las instalaciones a personas con discapacidad.

“En pequeñas reformas de establecimientos, asesoramos al propietario sobre cómo tiene que mejorar sus instalaciones para dejarlas perfectamente adaptadas”, cuenta Izaskun Benito, “nos adelantamos a los problemas que van a surgir en esta materia y que en muchas ocasiones no vienen regulados en normativa. Por ejemplo, qué tipo de mobiliario utilizar, cómo señalizar un lugar, cómo colocar el equipamiento en los baños y una gran cantidad de detalles que pueden pasar inadvertidos para quien no tiene el problema”, explica la directora.

Los efectos de la crisis

Como en todos los sectores, la crisis también está afectando al turismo accesible. Según Izaskun Benito es ilógico, pues ahora se debería aprovechar la oportunidad de negocio de intentar llegar a nuevos mercados hasta ahora sin explotar, como es el de las personas con discapacidad. Pero con el miedo a la temida crisis, recalca la directora, las reformas han frenado y son pocos los alojamientos o recursos turísticos en general que quieran implantar mejoras para adecuarse a los nuevos tiempos y a los nuevos mercados.

Pero no todos los datos son negativos. El BBKBilbaoGoodHostel es un hostal gestionado por gente con discapacidad que abrió sus puertas justo cuando la crisis empezaba a ser más dura. Ana Coria, responsable de comunicación del hostel cuenta que en el caso de este hostal es difícil valorar los efectos de la crisis por el momento en el que empezó a funcionar. Sin embargo afirma que son conscientes de que, precisamente por la crisis, mucha gente no deja de viajar, sino que elige opciones más económicas, como es el caso del BBKBilbaoGoodHostel. “En estos primeros meses estamos teniendo buenos resultados, por lo que no podemos quejarnos”, concluye Ana Coria.

La experiencia de los usuarios

Como dicen, la última palabra siempre la tiene el cliente. Esto deja en entredicho muchas de las buenas intenciones de las ciudades que intentan adaptarse.

Equalitas Vitae

Sven Pereira va en silla de ruedas a causa de una parálisis cerebral. Su experiencia en los viajes y en los sitios adaptados no es muy buena. Sven Pereira cuenta que las cosas que están adaptadas muchas veces no están bien hechas. Un ejemplo de ello es un hotel en el que estuvo, que tenía el baño muy amplio pero para acceder a la ducha tenía un escalón para que no se saliese el agua. Por ello mismo a él no le sirvió este tipo de adaptación porque el hotel sí lo estaba pero sólo en algunos aspectos. Pereira piensa que este problema se debe al desconocimiento, porque nunca se han visto en esa situación y no saben lo que hace falta. Otro de los ejemplos es que en la mayoría de sitios el suelo de la ducha no es antideslizante. Una persona normal no lo necesita, pero alguien que no coordina las piernas bien, sí. También hace referencia a los monumentos de las ciudades como la Alhambra de Granada, la Torre de Hércules y muchas catedrales. Sven Pereira recalca que hay pocos edificios que sean 100% accesibles.

Rosa María Moya también va en silla de ruedas. Su experiencia en los hoteles es que no suele encontrar ninguno que esté correctamente adaptado. Según Rosa Moya son pocos los hoteles con habitaciones adaptadas y además son caros. “Cuando llegas y te das cuenta de que no es lo que esperabas te quedas porque no tienes otro sitio donde ir”, afirma Rosa Moya. Además, subraya que tampoco puede hacer uso de los viajes organizados ni de los coches de alquiler. También hay muchos trayectos de tren y autobús que no puede hacer uso de ellos, por lo que son pocos los sitios a los que puede llegar.

El turismo adaptado empieza a hacerse hueco en España poco a poco, gracias sobre todo a turistas europeos. Pero este tema sigue generando gran controversia entre el sector turístico, que intenta apostar por la adaptación de sus establecimientos y la realidad de las personas con discapacidad, que hacen uso de estas instalaciones.

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

https://inextremisrevista.wordpress.com/2012/07/13/rafa-winckelmann-para-lograr-una-inclusion-real-en-la-sociedad-debemos-empezar-por-ofrecer-dicha-posibilidad/

https://inextremisrevista.wordpress.com/2012/07/15/hoteles-accesibles-y-alternativas-para-viajar/

Anuncios