¿Cuáles son los beneficios reales de la Agricultura Ecológica?

REPORTAJE 1/A.Rocher

 

La Agricultura Ecológica es una práctica que se conoce cada vez más en España y que tiene una gran acogida en muchos países europeos. Como todo, tiene sus ventajas y desventajas, por ello debemos conocer la cantidad de beneficios que nos aporta en salud este tipo de agricultura y lo que supone para la preservación del medio ambiente.

Los productos procedentes de la agricultura ecológica se han obtenido a partir de semillas no modificadas genéticamente que han sido cultivadas bajo los principios de este tipo de sistema, el cual no utiliza productos químicos de síntesis, explica la ingeniera agrónoma Inma López. El consumo de productos ecológicos no introduce en nuestro organismo sustancias nocivas, cuyos efectos pueden ser perjudiciales a medio-largo plazo para la salud.  La agricultura ecológica, aparte de ser buena para la salud también es buena para el ecosistema.

La técnica agrícola explica que los alimentos producidos a través de la agricultura ecológica, son más nutritivos y más saludables que los producidos por métodos tradicionales. Este tipo de cultivo favorece la preservación de la fertilidad de los suelos, garantiza la rotación de cultivos, una menor contaminación de los recursos naturales y del medio ambiente, preservación de la calidad de los alimentos y un menor coste energético.

Por desgracia, explica Inma López, el coste de producción hoy en día sigue siendo muy alto, ya que la producción por hectárea es más baja que en la agricultura intensiva. Esto repercute en el precio final que debe de pagar el consumidor y que no está al alcance de todos. Los productos procedentes de este tipo de agricultura, ven incrementado su precio con respecto a los convencionales. Pero teniendo en cuenta la manera en que se han producido, la garantía que nos ofrecen y el beneficio que produce en el medio su forma de cultivo, este incremento que se observa en el precio se debe de considerar justo y razonable, afirma I. López.

Cultivo de naranjas ecológicas

Otro de los inconvenientes que debe de afrontar el agricultor ecológico es el aprendizaje de dicho cultivo. Se necesitan varios años para construir un ecosistema sano y afrontar los problemas que van surgiendo sin aplicar las soluciones del cultivo convencional.

Todos los productos que proceden de este tipo de agricultura deben estar etiquetados conforme a las reglas de etiquetado vigente,  por lo que deben llevar el logotipo de agricultura ecológica. Existen ya comercios y grandes superficies donde es posible encontrar este tipo de  productos. También existen tiendas especializadas en productos ecológicos y cooperativas que agrupan a los agricultores especializados en este sector.

Huerto ecológico de V.Burchés en Alginet (Valencia)

Huerto ecológico de V.Burchés en Alginet (Valencia)

Vicente Burchés, empezó a probar suerte con la agricultura ecológica hace ya más de siete años. En su huerto ecológico de Alginet (Valencia), V. Burchés cultiva todo tipo de hortalizas y verduras. Su terreno está situado al lado de las parcelas de los demás agricultores de la zona, que siguen sistemas de cultivos tradicionales.

La salud fue la principal razón que animó al agricultor a iniciarse en la práctica ecológica. Se concienció de la cantidad de sustancias químicas que contienen las frutas y verduras que compramos en el supermercado y decidió cambiar su mentalidad para comer de una forma más sana y saludable. Además, Vicente Burchés cuenta que este tipo de agricultura, que ahora parece un concepto tan moderno, es el sistema tradicional que se ha usado toda la vida, cuando todavía no existían los avances agrícolas y los fertilizantes que existen ahora.

Adrián Vaillo se unió hace algún tiempo con unos compañeros junto a los cuales formó el proyecto ‘El Sacre’. Se trata de un huerto ecológico en Elche que, según afirma A.Vaillo no tiene objetivo económico, sino consumo propio. Su intención no es conseguir el sello ecológico, sino seguir los procedimientos de producción de la gente que lleva años practicando este tipo de agricultura.

Según A.Vaillo, son numerosas las ventajas de la agricultura ecológica si la asociamos al concepto de soberanía alimentaria. Es importante que la producción recaiga en las capas bajas de la sociedad. El pueblo y no las multinacionales, debe tener acceso a las semillas, al agua, a la tierra y a decidir sobre su alimentación. No tiene lógica que en países donde la población no tiene para comer no se destinen los campos a producir de manera sostenible toda la variedad de alimentos que necesitan, sino a monocultivos que exportan las multinacionales. Se necesita erradicar la separación entre producción y consumo, así como con los demenciales y contaminantes viajes que hacen alimentos que se podrían producir al lado de nuestra casa, explica el horticultor.

Sanidad vegetal

Federic Martínez, Técnico del sectorial de Agricultura Ecológica de la AVA (Asociación Valenciana de Agricultores), habla de la importancia de la sanidad vegetal. Hay muchas opciones para sustituir a los fertilizantes químicos tradicionales o los insecticidas para acabar con las plagas de insectos. Por ejemplo, en el caso de los cítricos, mantener una cubierta vegetal en invierno impediría el aguado de las naranjas. Existen opciones naturales como son los  extractos de ajo o de aceite de oliva, abonos verdes, aportes de materia orgánica e incluso dejar que crezcan setos vivos alrededor de los cultivos, lo que contribuye a la sostenibilidad con el ecosistema y la naturaleza.

Una de las prácticas muy extendidas para erradicar algunos insectos es crear trampas con una botella de plástico que contiene en su interior una solución de agua y vinagre para atraer a las moscas. Los agricultores ecológicos echan estiércol o sulfato de potasio para sustituir el abono tradicional.

Este tipo de agricultura está siendo objeto preferente de las medidas agroambientales de los programas de desarrollo rural para España.  Podemos encontrar gran cantidad de ayudas y subvenciones para la conversión de tierras desde los sistemas convencionales hacia los ecológicos. Por lo tanto, lo que falta en la sociedad española es concienciación y aceptación para favorecer el consumo de estos productos, ya que en muchas ciudades europeas la sociedad está concienciada más que por la salud, por lo que supone la Agroecología para el medio ambiente.

Artículos relacionados

https://inextremisrevista.wordpress.com/2012/02/05/la-hidroponia-una-alternativa-en-terrenos-no-aptos/

https://inextremisrevista.wordpress.com/2012/02/05/gema-romero-la-gente-conoce-la-agricultura-ecologica-pero-apenas-sabe-cuales-son-sus-beneficios/

Gema Romero: “La gente conoce la agricultura ecológica pero apenas sabe cuáles son sus beneficios”

DESPIECE 2/A.Rocher

Gema Romero Moraleda es la directora del Máster en Agroecología, Desarrollo Rural y Agroturismo que imparte la Universidad Miguel Hernández  en el campus de los Desamparados en Orihuela.

¿Cuál es el objetivo del Máster? Es decir, ¿pretende aportar algo o concienciar de alguna forma?

 El objetivo del Máster es formar a postgraduados en Agroecología, Desarrollo Rural y  Agroturismo, los tres ámbitos de formación del Máster. Entre la formación que se desarrolla durante el mismo, el profesorado hace uso de las fuentes documentales contrastadas y objetivas, no dejándose llevar por opiniones sin fundamento científico.  Actualmente se dispone de gran diversidad de estudios que aportan datos acerca de las características de las prácticas ecológicas y los alimentos producidos. Así, el conocimiento existente en la actualidad y obtenido de forma objetiva es la base de la formación de los estudiantes. Mediante estos contenidos se forma acerca de los beneficios sin haber otro modo de influencia en la conciencia de los alumnos.

¿Cuáles son las materias más importantes que se imparten relacionadas con la agricultura ecológica y el desarrollo sostenible?

Las materias de estudio  están relacionadas con la producción y elaboración ecológica de alimentos de origen vegetal y animal. También con la implantación de planes de desarrollo rural, la gestión económica de actividades agroecológicas, y la gestión del patrimonio natural, cultural y social del entorno rural.

¿Por qué es buena para la salud la agricultura ecológica?

Bajo el nombre de “agricultura y ganadería ecológicas” se relacionan una serie de prácticas agrícolas cuyo objetivo es la obtención de alimentos para el hombre y los animales. Está regulada por reglamentos comunitarios con el fin de diferenciar de forma objetiva las prácticas y sus productos derivados que pueden considerarse ecológicas y con ello, evitar crear confusión en el consumidor. Entre las características de la agricultura ecológica están diversas bondades, entre ellas: mayor respeto por el medio ambiente, preservar la biodiversidad, favorecer la soberanía alimentaria, minimizar la emisión de sustancias que pueden ser contaminantes y reducir la desertificación. Así, de forma breve, se puede decir que efectivamente es buena para la salud, ya que conservan las características nutricionales de los alimentos producidos de forma convencional. Además añaden el menor riesgo de presencia de sustancias de síntesis en los alimentos que ingiere el consumidor, entre las cuales puede haber sustancias con efectos tóxicos o alergénicas, así como la menor contaminación del medio ambiente durante su producción.

¿Es muy conocida por la gente? ¿Cuáles son sus beneficios?

En general la gente ha oído hablar de la agricultura ecológica, pero le falta conocer más en profundidad cuáles son los beneficios. Esta agricultura,  además de producir alimentos seguros y de calidad, tiene unas características intrínsecas al sistema de producción que preservan la biodiversidad y la soberanía alimentaria, favorecen la reutilización de los materiales y reducen la emisión de contaminantes al medio ambiente, así como preservan el bienestar animal.

Según su opinión, ¿cuáles son los pros y los contras de este tipo de agricultura frente a la agricultura tradicional? Ventajas y desventajas.

Generalmente la agricultura ecológica se compara con la agricultura convencional, que es diferente de la denominada tradicional. La agricultura convencional es aquella que se produce sin contemplar las normas ecológicas. Aunque no está obligada a velar por la biodiversidad, sí que está reglamentada en cuanto a emisiones a acuíferos, el empleo de sustancias de síntesis (habiendo leyes de productos permitidos, dosis y períodos de espera previos a la comercialización del alimento), y normativa de bienestar animal, existiendo guías de buenas prácticas en agricultura y ganadería.

Las ventajas de la agricultura ecológica es que las prácticas que se realizan velan con mayor intensidad por todo lo anteriormente comentado, y determinadas prácticas que se realizan en agricultura convencional están prohibidas en agricultura ecológica, lo cual causa que los niveles de seguridad de la ecológica sean mayores, dentro de la elevada seguridad que tienen todos los alimentos producidos enla UniónEuropea.

 Los principales inconvenientes de la agricultura ecológica son los menores niveles productivos por superficie y año: si se desea preservar el equilibrio medioambiental no es posible forzar los ciclos de los animales o del suelo. Si deseamos preservar la biodiversidad deberemos emplear variedades y razas locales, que suelen tener menor productividad que las desarrolladas mediante técnicas de selección genética (hibridación, transgénesis).

¿En qué consiste exactamente la práctica de la ganadería ecológica?

Se trata de producir alimentos de origen animal minimizando la contaminación medioambiental, preservando la biodiversidad y el bienestar animal. Así la ganadería ecológica persigue que el animal desarrolle ciclos biológicos cercanos a los naturales, sin forzar su fisiología con tratamientos de síntesis y favoreciendo su bienestar, evitando todo aquello que es estresante: hacinamiento, enjaulado o alimentación forzada.

 De este modo, los animales criados en condiciones ecológicas son alimentados con alimentos producidos de forma ecológica y que respetan su fisiología digestiva en cada momento de su vida. Tienen acceso al aire libre y al pasto, se alojan en grupos para favorecer que desarrollen su etología natural y se protegen de las condiciones meteorológicas desfavorables. Además contribuyen al abonado natural de los campos de cultivo ecológicos y del territorio en el que viven sin ser contaminantes del mismo. 

Y por último, ¿Qué tiene que ver este tipo de agricultura con la agricultura biodinámica, permacultura o agricultura natural?

Están relacionadas, aunque cada una de las mencionadas aporta a la base de la agricultura ecológica técnicas de producción más específicas (la observación de calendarios astronómicos, el cultivo permanente, minimizar la intervención del hombre en el proceso natural) y se apoyan en una filosofía.