Daniel Valero: “No existen estudios que relacionen a los transgénicos con problemas de salud”

Despiece 1/ Alba Rocher

Daniel Valero es profesor de la Universidad Miguel Hernández del área de Tecnología de los Alimentos.  Además es director del Máster Universitario en Investigación en Ciencia, Tecnología y Control de los Alimentos.

¿Qué puede provocar en la salud la alteración de alimentos  como los transgénicos?

No existen estudios clínicos ni epidemiológicos que relacionen el consumo de alimentos transgénicos con problemas de salud. Ninguno de los transgénicos que se encuentran comercialmente usándose en el mundo actualmente produce riesgos para la salud que se hayan demostrado científicamente.

¿Por qué cree que se lleva a cabo esta práctica?

La Biotecnología es un área de enorme interés que ayudará a los agricultores a mejorar su producción con amplio rango de características deseables para incrementar la producción global, mejorar su calidad y bajar la dependencia de los agentes químicos. Esto ayudará a mejorar el ambiente y producir con mayor seguridad. La lista de usos y aplicaciones de la biotecnología aumenta día a día en medicina, ganadería, agricultura, etc. Su impacto en la sociedad es tan grande, que incluso se prevé que ésta será la revolución tecnológica de mayor envergadura para la humanidad en el sigo XXI. El ejemplo más claro es el del ‘arroz dorado’ enriquecido en carotenoides (concretamente ß-caroteno) para aportar la pro-vitamina A y evitar problemas de visión, ya que el arroz es la base de la alimentación de la población en vías de desarrollo.

¿Cómo podemos saber realmente lo que comemos?

Para saber lo que realmente comemos hace falta dar información a los consumidores. En el caso de los alimentos transgénicos en Estados Unidos, que es el primer país en comercializar vegetales modificados por ingeniería genética, o en Canadá, no existe ninguna obligación de indicar su presencia en un alimento mediante el etiquetado. Esto es la consecuencia legal de considerar que las variedades vegetales obtenidas por este sistema son sustancialmente equivalentes en cuanto a propiedades nutricionales y de seguridad a las obtenidas por otros métodos de selección genética, lo que es efectivamente cierto.

¿Deben estos productos ir etiquetados en España?

En la Unión Europea o en Japón, cuando un alimento contiene entre sus ingredientes materiales procedentes de un vegetal transgénico es obligatorio indicarlo. Sorprendentemente, en la nueva normativa de la Unión Europea no es necesario que el material contenga DNA o proteínas, que son las realmente transgénicas.

¿A qué nivel puede resultar perjudicial para la salud todos los aditivos, colorantes y en general los alimentos alterados genéticamente?

Por lo que respecta a aditivos o colorantes sintéticos, la industria alimentaria está sometida a una legislación Nacional y Europea donde deben cumplir con los requisitos en cuanto a la autorización de colorantes y aditivos, así como las concentraciones que se deben utilizar para no provocar ningún tipo de intoxicaciones.

¿Pueden producir impactos en el medio ambiente?

El riesgo ambiental ligado sobre todo a las plantas transgénicas es menos claro. Desgraciadamente hay una falta de conocimiento sobre los ecosistemas y las metodologías necesarias para analizar este tipo de riesgos, tanto el que presentan las plantas transgénicas como las convencionales, que también lo tienen. Por ello, antes de dar el permiso de comercialización de una planta transgénica se llevan a cabo liberaciones controladas de las variedades transgénicas al medio ambiente. Uno de los peligros ambientales más mencionados es la posible transferencia de los genes exógenos desde la variedad transgénica a variedades silvestres del entorno. Un segundo riesgo medioambiental lo constituye la pérdida de biodiversidad asociada al cultivo de plantas transgénicas.

¿Cree que la sociedad conoce esta práctica o piensa que compra sin saber?

La sociedad no tiene un conocimiento preciso de los alimentos transgénicos. Tan solo se plantean debates a favor o en contra impulsados por los sectores implicados. Se deberían realizar campañas de información dirigida a los consumidores.

Alba Rocher Trescolí

¿Cuáles son los beneficios reales de la Agricultura Ecológica?

REPORTAJE 1/A.Rocher

 

La Agricultura Ecológica es una práctica que se conoce cada vez más en España y que tiene una gran acogida en muchos países europeos. Como todo, tiene sus ventajas y desventajas, por ello debemos conocer la cantidad de beneficios que nos aporta en salud este tipo de agricultura y lo que supone para la preservación del medio ambiente.

Los productos procedentes de la agricultura ecológica se han obtenido a partir de semillas no modificadas genéticamente que han sido cultivadas bajo los principios de este tipo de sistema, el cual no utiliza productos químicos de síntesis, explica la ingeniera agrónoma Inma López. El consumo de productos ecológicos no introduce en nuestro organismo sustancias nocivas, cuyos efectos pueden ser perjudiciales a medio-largo plazo para la salud.  La agricultura ecológica, aparte de ser buena para la salud también es buena para el ecosistema.

La técnica agrícola explica que los alimentos producidos a través de la agricultura ecológica, son más nutritivos y más saludables que los producidos por métodos tradicionales. Este tipo de cultivo favorece la preservación de la fertilidad de los suelos, garantiza la rotación de cultivos, una menor contaminación de los recursos naturales y del medio ambiente, preservación de la calidad de los alimentos y un menor coste energético.

Por desgracia, explica Inma López, el coste de producción hoy en día sigue siendo muy alto, ya que la producción por hectárea es más baja que en la agricultura intensiva. Esto repercute en el precio final que debe de pagar el consumidor y que no está al alcance de todos. Los productos procedentes de este tipo de agricultura, ven incrementado su precio con respecto a los convencionales. Pero teniendo en cuenta la manera en que se han producido, la garantía que nos ofrecen y el beneficio que produce en el medio su forma de cultivo, este incremento que se observa en el precio se debe de considerar justo y razonable, afirma I. López.

Cultivo de naranjas ecológicas

Otro de los inconvenientes que debe de afrontar el agricultor ecológico es el aprendizaje de dicho cultivo. Se necesitan varios años para construir un ecosistema sano y afrontar los problemas que van surgiendo sin aplicar las soluciones del cultivo convencional.

Todos los productos que proceden de este tipo de agricultura deben estar etiquetados conforme a las reglas de etiquetado vigente,  por lo que deben llevar el logotipo de agricultura ecológica. Existen ya comercios y grandes superficies donde es posible encontrar este tipo de  productos. También existen tiendas especializadas en productos ecológicos y cooperativas que agrupan a los agricultores especializados en este sector.

Huerto ecológico de V.Burchés en Alginet (Valencia)

Huerto ecológico de V.Burchés en Alginet (Valencia)

Vicente Burchés, empezó a probar suerte con la agricultura ecológica hace ya más de siete años. En su huerto ecológico de Alginet (Valencia), V. Burchés cultiva todo tipo de hortalizas y verduras. Su terreno está situado al lado de las parcelas de los demás agricultores de la zona, que siguen sistemas de cultivos tradicionales.

La salud fue la principal razón que animó al agricultor a iniciarse en la práctica ecológica. Se concienció de la cantidad de sustancias químicas que contienen las frutas y verduras que compramos en el supermercado y decidió cambiar su mentalidad para comer de una forma más sana y saludable. Además, Vicente Burchés cuenta que este tipo de agricultura, que ahora parece un concepto tan moderno, es el sistema tradicional que se ha usado toda la vida, cuando todavía no existían los avances agrícolas y los fertilizantes que existen ahora.

Adrián Vaillo se unió hace algún tiempo con unos compañeros junto a los cuales formó el proyecto ‘El Sacre’. Se trata de un huerto ecológico en Elche que, según afirma A.Vaillo no tiene objetivo económico, sino consumo propio. Su intención no es conseguir el sello ecológico, sino seguir los procedimientos de producción de la gente que lleva años practicando este tipo de agricultura.

Según A.Vaillo, son numerosas las ventajas de la agricultura ecológica si la asociamos al concepto de soberanía alimentaria. Es importante que la producción recaiga en las capas bajas de la sociedad. El pueblo y no las multinacionales, debe tener acceso a las semillas, al agua, a la tierra y a decidir sobre su alimentación. No tiene lógica que en países donde la población no tiene para comer no se destinen los campos a producir de manera sostenible toda la variedad de alimentos que necesitan, sino a monocultivos que exportan las multinacionales. Se necesita erradicar la separación entre producción y consumo, así como con los demenciales y contaminantes viajes que hacen alimentos que se podrían producir al lado de nuestra casa, explica el horticultor.

Sanidad vegetal

Federic Martínez, Técnico del sectorial de Agricultura Ecológica de la AVA (Asociación Valenciana de Agricultores), habla de la importancia de la sanidad vegetal. Hay muchas opciones para sustituir a los fertilizantes químicos tradicionales o los insecticidas para acabar con las plagas de insectos. Por ejemplo, en el caso de los cítricos, mantener una cubierta vegetal en invierno impediría el aguado de las naranjas. Existen opciones naturales como son los  extractos de ajo o de aceite de oliva, abonos verdes, aportes de materia orgánica e incluso dejar que crezcan setos vivos alrededor de los cultivos, lo que contribuye a la sostenibilidad con el ecosistema y la naturaleza.

Una de las prácticas muy extendidas para erradicar algunos insectos es crear trampas con una botella de plástico que contiene en su interior una solución de agua y vinagre para atraer a las moscas. Los agricultores ecológicos echan estiércol o sulfato de potasio para sustituir el abono tradicional.

Este tipo de agricultura está siendo objeto preferente de las medidas agroambientales de los programas de desarrollo rural para España.  Podemos encontrar gran cantidad de ayudas y subvenciones para la conversión de tierras desde los sistemas convencionales hacia los ecológicos. Por lo tanto, lo que falta en la sociedad española es concienciación y aceptación para favorecer el consumo de estos productos, ya que en muchas ciudades europeas la sociedad está concienciada más que por la salud, por lo que supone la Agroecología para el medio ambiente.

Artículos relacionados

https://inextremisrevista.wordpress.com/2012/02/05/la-hidroponia-una-alternativa-en-terrenos-no-aptos/

https://inextremisrevista.wordpress.com/2012/02/05/gema-romero-la-gente-conoce-la-agricultura-ecologica-pero-apenas-sabe-cuales-son-sus-beneficios/