¿Qué haría si un día se levanta millonario?

Sociedad/Alba Rocher

Las probabilidades de acertar el gordo de navidad son mínimas por lo que, si usted se levanta un día ‘millonario’, puede sentirse afortunado.

Le han tocado cincuenta millones de euros y ahora tiene que pensar en cómo administrar su nueva fortuna. Primero la responsabilidad nos dice que hay que tapar agujeros, ayudar a nuestros familiares en los tiempos que corren y si queda algo, pensar en cómo invertirlo para que nos genere más dinero.

Según Alejandro Pastrana, profesor de Sistemas Financieros en la Universidad Carlos III de Madrid, la gente juega por un tema social y porque, al final, gasta una parte baja de su patrimonio. En ese sentido afirma: “ para ganar dinero rápido, las probabilidades son mayores en el casino, pues aquí el intermediario  se lleva menos que en el caso de la lotería, por lo que tendría más sentido financiero apostar ahí antes que jugar a la lotería”.

En el caso de que queramos invertir el dinero ganado para que nos genere más, las posibilidades son muchas. Lo mejor es ponerse en manos de un asesor. El profesor Pastrana alude como mejor alternativa aquellas en las que se puede ganar mucho dinero rápido, el inconveniente es que el dinero se puede perder con la misma velocidad puesto que existe una gran aversión al riesgo.  

Cuando una persona pasa de la noche a la mañana a ser millonaria, esto puede convertirse en una situación complicada. Pues la adaptación a la nueva vida no es nada fácil. ¿Cómo puede haber gente que siendo millonaria de un día para otro, lo pierde todo también de la misma forma? Son muchos los testimonios  de gente que, gracias a la lotería, se vuelve millonaria, no sabe adaptarse a la nueva situación y acaba en la ruina.

Las relaciones con los familiares y el entorno también peligran. Lo que empieza como una situación de inmensa alegría y euforia acaba, en muchos casos, en desgracia y ruina. Que resulte agraciado nuestro décimo en proporciones pequeñas puede valer para tapar agujeros y darnos un pequeño respiro, pero esto cambia cuando somos agraciados con una cantidad de millones a la que no estamos acostumbrados.

Ángel Vallés, psicólogo y director del Máster en Prevención y Tratamiento de las Conductas Adictivas en la Universidad de Valencia, destaca la importancia de no revelar la identidad de la persona ni hacerlo público cuando le toca la lotería, pues esto sólo puede aumentar sus problemas. “Cuando una persona tiene una importante inyección de economía en su vida, le salen amigos por todos los lados”, afirma el psicólogo. ¿Cómo impedir este tipo de cosas?

Hay que ser muy prudente, sobre todo con la familia, pues es la que más problemas puede causarnos (no en todos los casos). Ángel Vallés afirma que también existen testimonios de personas que saben gestionar su dinero, buscarse un asesor y saber lo que tienen que gastar cada mes para no volver a trabajar en la vida. Todo esto puede deberse también a la suerte.

El estrés es un factor muy importante a tener en cuenta en estos casos. Francisco Javier Labrador, doctor en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, habla en su libro   ‘El estrés, Nuevas técnicas para su control’, de varios sucesos o situaciones estresantes producidas por diferentes factores.

 Existe una escala en el libro para poder evaluar las situaciones de estrés. Esta escala está inspirada en la de Holmes y Rahe, pero Francisco Javier relaciona esta escala con ítems válidos para la población española. Para poder evaluar el nivel de estrés que nos producen algunas situaciones en los últimos dos años, esta escala parte de varios ítems a los que se les otorga un valor de 0 a 100, según esta situación sea más o menos estresante para los españoles.

El ítem que nos afecta en este caso es el ‘Incremento importante en el nivel de ingresos’, al que Labrador otorga una puntuación de 38. Se sitúa muy por encima de cambios de residencia, violaciones leves de la ley, discusiones con desconocidos o accidentes de coche. Esto puede atribuirse  al hecho de que nos toque la lotería, ya que puede producir un aumento del nivel de estrés en las personas.

La otra cara de la lotería   

Como decíamos antes, las probabilidades de que te toque la Lotería son muy pocas. ¿Cómo es posible entonces que haya gente que le toque tantas veces?

El blanqueo de dinero puede suponer uno de los asuntos más turbios o negativos para la sociedad en el gran sorteo del Estado. Casos polémicos como el caso Malaya o el caso Emarsa se han visto recientemente envueltos en el blanqueo de dinero a través de décimos de la lotería.

Juan Antonio Roca. Caso Malaya

 
Raimundo Varela, profesor del área de derecho financiero y tributario de la Universidad Miguel Hernández subraya la importancia de estos delitos que según él, están dentro del plan de prevención del fraude de la Agencia Tributaria. “Con el blanqueo de capitales se tapan muchos negocios o actuaciones delictivas que indudablemente deben ser perseguidas”, dice el profesor. Además advierte a aquellas personas que venden sus décimos, pues deberían tener mucho cuidado con este tipo de actuaciones, puesto que dependiendo de dónde venga ese dinero negro incluso podrían estar imputados en posibles delitos de blanqueo de capitales.

La Lotería supone un gran negocio para el Estado y grandes ingresos para las arcas públicas todos los años. Es uno de los pocos negocios que resiste a la crisis económica actual y así lo afirma  Miguel Mazón, doctor en Economía y profesor de Derecho Fiscal en la Universidad de Valencia.

El Estado ingresó en el último año 3000 millones de euros de beneficios. Con cada décimo vendido para navidad, las administraciones ganan 0,80 céntimos.  Si un día no hubiera lotería, las arcas del Estado dejarían de ingresar 8 millones de euros diarios.

Administración de Lotería Doña Manolita

A pesar de la poca probabilidad de suerte en estos juegos, siguen existiendo potentes estrategias de marketing para vender décimos en algunas administraciones. Es el caso de Doña Manolita en Madrid o la Bruixa d’or en Sort (Lleida). En esta última, se comercializan distintos productos bajo la marca de la Bruixa d’or y hasta se realizan espectáculos. Aún así hay gente que sigue pensando que si compra un número de esta administración, en la que casi siempre toca algún premio gordo, seguro que cae algo. Pero de suerte, poca. Las estadísticas hablan y en estas dos administraciones en particular se factura cada año un importante porcentaje de ingresos  de los décimos vendidos en toda España. ¿Cómo no iba a tocar?

 Escrito por: Alba Rocher Trescolí

ARTÍCULOS RELACIONADOS

https://inextremisrevista.wordpress.com/category/alba-rocher/

Anuncios