¿Qué razones nos llevan a hacer dieta?

ALBA ROCHER/REPORTAJE MAYO

Muchas personas a lo largo de su vida han sentido que querían perder peso, ya sea por cuestión de salud o por sentirse bien consigo mismas. Pero, ¿Es esto realmente así? ¿Hay otros factores en la sociedad que nos lleven a querer tener una figura más estilizada?

Celia Vallés es enfermera y trabaja en un hospital de la provincia. En su opinión hay muchas personas que hacen dieta por la presión social de lucir una imagen ‘aceptable’ y un peso corporal ‘normal’, la mayoría de las veces más bajo de lo considerado normal según estereotipos fijados socialmente.

cuidatucuerpo.es

Aún así la enfermera recuerda que no todos los factores afectan por igual a todas las personas. Todo depende del tipo de dieta y de la persona que realice dicha dieta. “Cuando realizamos una dieta equilibrada, obtenemos un peso estable, y por tanto los nutrientes necesarios para no ocasionar ningún trastorno al organismo”, afirma Celia Vallés. Sin embargo esto no es lo mismo si hacemos una dieta desequilibrada o las famosas ‘dietas milagro’ en las que, según la enfermera, podemos vernos afectados por distintos factores físicos: alteraciones cardíacas, digestivas, falta de nutrientes… o psicológicos: ansiedad, depresión o comportamientos compulsivos.

Las llamadas ‘dietas milagro’ son en la gran mayoría dietas que se basan en una pérdida de peso rápida y con poco esfuerzo. Aportan poca energía (escaso alimento) y obligan al organismo a utilizar sus recursos metabólicos. Además, al poco tiempo vuelven a ganar peso, lo que conlleva a repercusiones psicológicas, concluye C.Vallés.

La nutricionista Ana Sánchez cree que el hecho de que no funcionen las ‘dietas milagro’ radica en que modifican completamente nuestros hábitos alimenticios, no intentan proporcionar una educación nutricional y marcan pautas que en la mayoría de los casos son difíciles de llevar a cabo.

Uno de los factores más importantes a tener en cuenta es que son dietas que sirven para todo el mundo, da igual el sexo, el peso, la edad o si se padece alguna enfermedad. Son dietas ‘universales’ que no están adaptadas a cada persona y todos tenemos diferentes necesidades energéticas, afirma A. Sánchez.

 El efecto de las redes sociales

Algunos expertos opinan que las redes sociales hacen un gran papel en fenómenos como el del nutricionista Pierre Dukan. Según C.Vallés las redes sociales son una buena forma de comunicación entre las personas que sufren un mismo problema. Por otro lado afirma que también se pueden informar de las consecuencias nocivas del mismo. El feedback que se produce entre las personas a través de las redes sociales puede producir una gran información o desinformación de la realidad en muchos casos. Al método Dukan se le atribuyen fieles seguidores y también varios detractores que sólo hablan de los efectos negativos de esta dieta. El problema de todo esto quizás sea que la información que se recibe muchas veces no es avalada por un experto en el tema.

Libro de Pierre Dukan

Según Ana Sánchez el método Dukan ha alcanzado un gran éxito gracias a una estrategia de marketing muy buena con la que ha conseguido su objetivo: vender cientos de libros y ganar dinero. Este método al igual que otras dietas milagrosas prometen soluciones definitivas para esos kilos de más que desean quitarse las personas y son rápidas pero, ¿estamos dispuestos a seguirlas a cualquier precio?

Sin embargo no todo es negativo para el francés Dukan. Al igual que todas las dietas, el efecto rebote es lo más complicado. Juan Carlos Jiménez es una de las personas que apoya el método Dukan. Ha perdido 18 kilos con esta dieta y la  ha supervisado con controles de sangre y orina. J.Carlos Jiménez cuenta que su experiencia con la dieta es buena, ha perdido peso bastante rápido y lo lleva bien ya que le permite comer la cantidad y variedad de productos que quiera. Al principio no se animaba por toda la información negativa que circulaba en la red pero a día de hoy no ha tenido ningún problema de salud y se ha realizado chequeos que le han dado muy buenos resultados.

Cree que este método ha tenido tanta aceptación porque te permite perder peso desde el principio y rápidamente, lo cual motiva bastante. J. Carlos recomienda a todo el mundo que quiera hacerla que tenga una supervisión médica y que ante cualquier síntoma de sentirse mal pare de hacerla. A veces ha leído experiencias de gente que no le ha ido bien, pero según él son en su mayoría personas que no la han realizado correctamente. Por ejemplo alargando el exceso el primer período de la dieta en la que en las comidas y cenas solo se ingieren proteínas. Otra de las críticas habituales es cuando se habla del ‘efecto rebote’. En este caso no es ni mayor ni menor que en cualquier otra dieta, en el momento en que la abandonas, sobre todo de una forma radical, vuelves a tu peso, concluye JC.Jiménez.

¿Cuál es el secreto de una dieta sana y equilibrada?

Rueda de alimentos

Es una de las preguntas que nos habremos hecho todos alguna vez, después de haber probado unas cuantas dietas. ¿Cuál es el problema? ¿Por qué no funcionan?

La nutricionista Ana Sánchez explica que la única dieta que puede funcionar es aquella que ha sido elaborada por un dietista-nutricionista o un profesional de la salud experto en nutrición.  Ésta misma debe ser adaptada a las necesidades de la persona con unas pautas alimentarias variadas, evitando la monotonía de comidas, equilibrada en nutrientes y pactada con la persona que desea perder peso. La nutricionista subraya  que una dieta nunca será sana y equilibrada si se prohíbe el consumo de alimentos o se excluyen de forma definitiva de nuestra dieta. Por supuesto también recuerda que ésta debe ir acompañada de la realización de ejercicio físico y hábitos de vida saludables como el abandono del tabaco y consumir alcohol de forma moderada.

Y ¿Qué cantidad de proteínas debemos consumir al día? A. Sánchez afirma que en la población general adulta el aporte dietético recomendado de proteínas se sitúa en 0,8 gramos por kilo de peso y día (0,8g/kg/día). Las recomendaciones proteicas para atletas entrenados que practican deportes de resistencia y de fuerza varían desde 1,2 g/kg/día hasta 1,7 g/kg/día.

Sea como sea, si decidimos perder peso o seguir algún tipo de dieta, ésta debe estar controlada bajo supervisión médica o aconsejada por un experto en el tema.

Artículos relacionados:

https://inextremisrevista.wordpress.com/2012/05/24/manuel-gallar-una-dieta-equilibrada-no-ha-de-ser-odiosamente-sana/

https://inextremisrevista.wordpress.com/2012/05/25/dieta-y-deporte-combinacion-perfecta/

ONG’s que sobreviven a la crisis

Diez y cuarto de la mañana en una calle concurrida en pleno centro de Elche.  Sin dejar de sonreír un joven con una carpeta azul y una tarjeta de identificación de ACNUR se acerca a todos los viandantes de la zona: perdona, “¿tienes un momento?”. Muchos niegan a la pregunta con una sonrisa amable y otros les atienden atentamente.  ACNUR: “¿Sabéis que hay una gran crisis en Malí y que la mayoría de sus habitantes se han visto obligados a abandonar sus casas?”. Así es el día a día de muchos captadores de ONG’s, pero así también son las jornadas en las calles de las principales calles españolas. Además, ¿quién no ha visto inundado su bandeja de correo electrónico por mensajes de estas organizaciones?.

Sigue leyendo