Daniel Valero: “No existen estudios que relacionen a los transgénicos con problemas de salud”

Despiece 1/ Alba Rocher

Daniel Valero es profesor de la Universidad Miguel Hernández del área de Tecnología de los Alimentos.  Además es director del Máster Universitario en Investigación en Ciencia, Tecnología y Control de los Alimentos.

¿Qué puede provocar en la salud la alteración de alimentos  como los transgénicos?

No existen estudios clínicos ni epidemiológicos que relacionen el consumo de alimentos transgénicos con problemas de salud. Ninguno de los transgénicos que se encuentran comercialmente usándose en el mundo actualmente produce riesgos para la salud que se hayan demostrado científicamente.

¿Por qué cree que se lleva a cabo esta práctica?

La Biotecnología es un área de enorme interés que ayudará a los agricultores a mejorar su producción con amplio rango de características deseables para incrementar la producción global, mejorar su calidad y bajar la dependencia de los agentes químicos. Esto ayudará a mejorar el ambiente y producir con mayor seguridad. La lista de usos y aplicaciones de la biotecnología aumenta día a día en medicina, ganadería, agricultura, etc. Su impacto en la sociedad es tan grande, que incluso se prevé que ésta será la revolución tecnológica de mayor envergadura para la humanidad en el sigo XXI. El ejemplo más claro es el del ‘arroz dorado’ enriquecido en carotenoides (concretamente ß-caroteno) para aportar la pro-vitamina A y evitar problemas de visión, ya que el arroz es la base de la alimentación de la población en vías de desarrollo.

¿Cómo podemos saber realmente lo que comemos?

Para saber lo que realmente comemos hace falta dar información a los consumidores. En el caso de los alimentos transgénicos en Estados Unidos, que es el primer país en comercializar vegetales modificados por ingeniería genética, o en Canadá, no existe ninguna obligación de indicar su presencia en un alimento mediante el etiquetado. Esto es la consecuencia legal de considerar que las variedades vegetales obtenidas por este sistema son sustancialmente equivalentes en cuanto a propiedades nutricionales y de seguridad a las obtenidas por otros métodos de selección genética, lo que es efectivamente cierto.

¿Deben estos productos ir etiquetados en España?

En la Unión Europea o en Japón, cuando un alimento contiene entre sus ingredientes materiales procedentes de un vegetal transgénico es obligatorio indicarlo. Sorprendentemente, en la nueva normativa de la Unión Europea no es necesario que el material contenga DNA o proteínas, que son las realmente transgénicas.

¿A qué nivel puede resultar perjudicial para la salud todos los aditivos, colorantes y en general los alimentos alterados genéticamente?

Por lo que respecta a aditivos o colorantes sintéticos, la industria alimentaria está sometida a una legislación Nacional y Europea donde deben cumplir con los requisitos en cuanto a la autorización de colorantes y aditivos, así como las concentraciones que se deben utilizar para no provocar ningún tipo de intoxicaciones.

¿Pueden producir impactos en el medio ambiente?

El riesgo ambiental ligado sobre todo a las plantas transgénicas es menos claro. Desgraciadamente hay una falta de conocimiento sobre los ecosistemas y las metodologías necesarias para analizar este tipo de riesgos, tanto el que presentan las plantas transgénicas como las convencionales, que también lo tienen. Por ello, antes de dar el permiso de comercialización de una planta transgénica se llevan a cabo liberaciones controladas de las variedades transgénicas al medio ambiente. Uno de los peligros ambientales más mencionados es la posible transferencia de los genes exógenos desde la variedad transgénica a variedades silvestres del entorno. Un segundo riesgo medioambiental lo constituye la pérdida de biodiversidad asociada al cultivo de plantas transgénicas.

¿Cree que la sociedad conoce esta práctica o piensa que compra sin saber?

La sociedad no tiene un conocimiento preciso de los alimentos transgénicos. Tan solo se plantean debates a favor o en contra impulsados por los sectores implicados. Se deberían realizar campañas de información dirigida a los consumidores.

Alba Rocher Trescolí

Anuncios

Enrique Roche: “Se puede llevar perfectamente una dieta vegana saludable”

DESPIECE 1/ V.Barriga

Enrique Roche es catedrático e investigador del Departamento de Biología Aplicada de la Universidad Miguel Hernández de Elche, en concreto, trabaja dentro del Área de Nutrición y Bromatología.

 

Enrique Roche en su despacho en la Universidad Miguel Hernández de Elche

 

1. Las personas veganas se acogen a la corriente ética “sensocentrismo” con el fin de no consumir ningún tipo de alimento que contenga grasas de origen animal. ¿Qué le parece este planteamiento desde un punto de vista nutricional?

Las grasas animales son principalmente de origen saturado que son las más perjudiciales para la salud. Esta corriente ética tiene una base científica, aunque esto no quiere decir que no haya vegetales que contengan este tipo de grasas de forma abundante, como es el caso del aguacate o del coco. Considero que es más un tema químico y no tanto de creencias. No obstante, hay grasas en los animales que son muy importantes para la salud, como son las de tipo poliinsaturadas y que las podemos encontrar en el pescado o en las semillas.

2. ¿Esto quiere decir que no hay ningún tipo de problema si no se ingieren estas grasas de origen animal?

Efectivamente, los vegetarianos tienen esa ventaja de no tocar esta fuente de grasas perjudiciales para la salud. Por lo tanto, se puede seguir una dieta vegetariana si se cumple desde el punto de vista nutricional. El problema de esta gente es que lo asocia siempre a problemas místicos o metafóricos, los cuales, son parámetros que no se pueden cotejar desde un punto de vista científico. Si un individuo entiende de nutrición puede llevar una dieta vegetariana totalmente saludable. También es verdad que siempre se ha asociado a los vegetarianos con un modo de vida más saludable: no fuman, hacen deporte, buscan alimentos ecológicos, etc.  No obstante, hay estudios que demuestran que los niños que se desarrollan con ese estilo de vida, tienen un ligero retraso en el crecimiento. En definitiva, estas personas tienen que saber desarrollar sus dietas y preguntarse qué alimentos le aportan nutrientes necesarios para el cuerpo humano y cuáles no para empezar a combinar las cosas.

3. Los defensores del veganismo apuntan que una de las razones por las cuales el resto de gente no está de acuerdo con esta corriente es fruto de la desinformación o simplemente, por el temor de salirse de las estructuras mentales que defienden la obligación de comer carne para estar sanos. ¿Qué opina al respecto?

El hombre cuando vivía en las cavernas ya cazaba. Quizás, la industria de la carne es más el consumo excesivo de ésta que el miedo a dejar de comerla.  En lo que sí estoy de acuerdo es en ese consumo totalmente excesivo ya que, aunque el hombre posee adaptaciones metabólicas para aprovechar los nutrientes  que aportan los vegetales, nunca llegarán a cubrir los que emiten la carne o el pescado. Por ejemplo el hierro que da un trozo de chuleta es mayor que los que aportan los vegetales. Los veganos pueden incluir vinagre o acido cítrico en las lentejas para que la absorción sea más rápida, pero no llega a los niveles que ofrece ese trozo de chuleta o una ración de pescado. La carne siempre ha estado presente de manera esporádica y esto, quizás, es lo que hoy en día se consume excesivamente en grandes cantidades por culpa de las cadenas de comida rápida.

4. ¿Cuáles son las necesidades nutricionales de una persona?

Una dieta variada, aproximada a la mediterránea, donde se consume mucho pescado y los vegetales forman parte del plato principal. En cuanto a la carne, su consumo es bastante limitado, y si se ingiere, son carnes con pocas grasas como el filete de pechuga o el pollo sin piel.

5. Respecto a la gente que ha sido en algún momento de su vida vegana y posteriormente se ve obligada a suprimir este modo de vida por problemas de salud, ¿observa algún patrón por el cual explique por qué ese tipo de personas no puede vivir y sentirse bien con una dieta libre de grasa animal?

Porque no regulan la alimentación desde el punto de vista nutricional. Lo que hay que hacer es ciencia ya que un vegano no puede comer todo lo que se le antoje en un día, sino que tiene que seguir unos parámetros o hacerse un menú con todos los componentes nutricionales que le hacen falta. Por ejemplo, cada persona tiene un nivel de calcio diferente, por lo tanto, deberá realizarse controles analíticos continuamente. Esto también se ve afectado desde el otro extremo, es decir, si abusas de las carnes magras, también desequilibras la dieta y en vez de crecer a lo alto se hace a lo ancho.

6. ¿Qué tipo de grasas son recomendables ingerir en las dietas?

La poliinsaturada y la monoinsaturada. La poliinsaturada se encuentra en el pescado y los frutos secos, por tanto, las personas veganas comen frutos secos y semillas en abundancia para que le aporten ese Omega-3 que no ingieren en el pescado. La monoinsaturada es más fácil de ingerir ya que se encuentra en el aceite de oliva. Yo siempre digo que hay que incluir en el desayuno una rebanada de pan con aceite en vez de mantequilla ya que eso es propio de la cultura anglosajona y no es muy bueno para la salud.

7. Muchos expertos nutricionistas que abogan por el veganismo han creado como una especie de lista de “suplementos recomendados para veganos”. El cuerpo humano debe de estar completo en cuanto a vitamina B12, vitamina D, yodo, calcio y hierro. ¿Podría decir para fines comparativos, cuáles serían las fuentes “normales” para los veganos?.

Los vegetarianos estrictos pueden tener deficiencias nutricionales si no buscan alimentos que contengan este tipo de vitaminas. La vitamina B12 es la que se encuentra básicamente en los animales. Para que haya una deficiencia real debe de haber pasado muchos años y puede desarrollar anemias importantes. En cuanto a la vitamina D y el calcio, éstas van juntas de la mano. La leche es la mayor fuente de calcio, por lo tanto, los veganos tendrán que buscar otras alternativas como son la leche de soja o el tofu, típicas de la cultura oriental y que contienen menos nutrientes que la leche de vaca. El yodo depende mucho de las zonas. Hoy en día, con la sal yodada y los mariscos de concha se puede cubrir esas deficiencias. Por último, los vegetales y legumbres contienen mucho más hierro que las carnes, aunque su disponibilidad es más difícil; por ejemplo, un gramo de lentejas contiene más hierro que 100 gramos de ternera.

8. ¿Qué opina de las tiendas especializadas donde se venden pastillas sustitutivas para completar la deficiencia en algunos nutrientes?

No hay que echar mano de esto ya que con una buena alimentación, seas vegano o no, puedes tener un equilibrio nutricional y estar completamente sano. Eso es otra moda, al igual que la que ellos critican como “industria de la carne”. Lo que falta aquí es el discurso científico y no el meramente empresarial.

9. ¿Es recomendable seguir dietas veganas bajas en grasas donde la mayoría de las recetas son alimentos crudos?

El problema de los alimentos crudos es su digestibilidad ya que el alimento absorbe mejor sus nutrientes si ha pasado por un tratamiento térmico, además de que ayuda a eliminar bacterias que pueden causar diversas infecciones.

Gema Romero: “La gente conoce la agricultura ecológica pero apenas sabe cuáles son sus beneficios”

DESPIECE 2/A.Rocher

Gema Romero Moraleda es la directora del Máster en Agroecología, Desarrollo Rural y Agroturismo que imparte la Universidad Miguel Hernández  en el campus de los Desamparados en Orihuela.

¿Cuál es el objetivo del Máster? Es decir, ¿pretende aportar algo o concienciar de alguna forma?

 El objetivo del Máster es formar a postgraduados en Agroecología, Desarrollo Rural y  Agroturismo, los tres ámbitos de formación del Máster. Entre la formación que se desarrolla durante el mismo, el profesorado hace uso de las fuentes documentales contrastadas y objetivas, no dejándose llevar por opiniones sin fundamento científico.  Actualmente se dispone de gran diversidad de estudios que aportan datos acerca de las características de las prácticas ecológicas y los alimentos producidos. Así, el conocimiento existente en la actualidad y obtenido de forma objetiva es la base de la formación de los estudiantes. Mediante estos contenidos se forma acerca de los beneficios sin haber otro modo de influencia en la conciencia de los alumnos.

¿Cuáles son las materias más importantes que se imparten relacionadas con la agricultura ecológica y el desarrollo sostenible?

Las materias de estudio  están relacionadas con la producción y elaboración ecológica de alimentos de origen vegetal y animal. También con la implantación de planes de desarrollo rural, la gestión económica de actividades agroecológicas, y la gestión del patrimonio natural, cultural y social del entorno rural.

¿Por qué es buena para la salud la agricultura ecológica?

Bajo el nombre de “agricultura y ganadería ecológicas” se relacionan una serie de prácticas agrícolas cuyo objetivo es la obtención de alimentos para el hombre y los animales. Está regulada por reglamentos comunitarios con el fin de diferenciar de forma objetiva las prácticas y sus productos derivados que pueden considerarse ecológicas y con ello, evitar crear confusión en el consumidor. Entre las características de la agricultura ecológica están diversas bondades, entre ellas: mayor respeto por el medio ambiente, preservar la biodiversidad, favorecer la soberanía alimentaria, minimizar la emisión de sustancias que pueden ser contaminantes y reducir la desertificación. Así, de forma breve, se puede decir que efectivamente es buena para la salud, ya que conservan las características nutricionales de los alimentos producidos de forma convencional. Además añaden el menor riesgo de presencia de sustancias de síntesis en los alimentos que ingiere el consumidor, entre las cuales puede haber sustancias con efectos tóxicos o alergénicas, así como la menor contaminación del medio ambiente durante su producción.

¿Es muy conocida por la gente? ¿Cuáles son sus beneficios?

En general la gente ha oído hablar de la agricultura ecológica, pero le falta conocer más en profundidad cuáles son los beneficios. Esta agricultura,  además de producir alimentos seguros y de calidad, tiene unas características intrínsecas al sistema de producción que preservan la biodiversidad y la soberanía alimentaria, favorecen la reutilización de los materiales y reducen la emisión de contaminantes al medio ambiente, así como preservan el bienestar animal.

Según su opinión, ¿cuáles son los pros y los contras de este tipo de agricultura frente a la agricultura tradicional? Ventajas y desventajas.

Generalmente la agricultura ecológica se compara con la agricultura convencional, que es diferente de la denominada tradicional. La agricultura convencional es aquella que se produce sin contemplar las normas ecológicas. Aunque no está obligada a velar por la biodiversidad, sí que está reglamentada en cuanto a emisiones a acuíferos, el empleo de sustancias de síntesis (habiendo leyes de productos permitidos, dosis y períodos de espera previos a la comercialización del alimento), y normativa de bienestar animal, existiendo guías de buenas prácticas en agricultura y ganadería.

Las ventajas de la agricultura ecológica es que las prácticas que se realizan velan con mayor intensidad por todo lo anteriormente comentado, y determinadas prácticas que se realizan en agricultura convencional están prohibidas en agricultura ecológica, lo cual causa que los niveles de seguridad de la ecológica sean mayores, dentro de la elevada seguridad que tienen todos los alimentos producidos enla UniónEuropea.

 Los principales inconvenientes de la agricultura ecológica son los menores niveles productivos por superficie y año: si se desea preservar el equilibrio medioambiental no es posible forzar los ciclos de los animales o del suelo. Si deseamos preservar la biodiversidad deberemos emplear variedades y razas locales, que suelen tener menor productividad que las desarrolladas mediante técnicas de selección genética (hibridación, transgénesis).

¿En qué consiste exactamente la práctica de la ganadería ecológica?

Se trata de producir alimentos de origen animal minimizando la contaminación medioambiental, preservando la biodiversidad y el bienestar animal. Así la ganadería ecológica persigue que el animal desarrolle ciclos biológicos cercanos a los naturales, sin forzar su fisiología con tratamientos de síntesis y favoreciendo su bienestar, evitando todo aquello que es estresante: hacinamiento, enjaulado o alimentación forzada.

 De este modo, los animales criados en condiciones ecológicas son alimentados con alimentos producidos de forma ecológica y que respetan su fisiología digestiva en cada momento de su vida. Tienen acceso al aire libre y al pasto, se alojan en grupos para favorecer que desarrollen su etología natural y se protegen de las condiciones meteorológicas desfavorables. Además contribuyen al abonado natural de los campos de cultivo ecológicos y del territorio en el que viven sin ser contaminantes del mismo. 

Y por último, ¿Qué tiene que ver este tipo de agricultura con la agricultura biodinámica, permacultura o agricultura natural?

Están relacionadas, aunque cada una de las mencionadas aporta a la base de la agricultura ecológica técnicas de producción más específicas (la observación de calendarios astronómicos, el cultivo permanente, minimizar la intervención del hombre en el proceso natural) y se apoyan en una filosofía.

Experimentación animal: la búsqueda de un término medio

Animales /Vanesa Barriga

La experimentación animal ha desempeñado un importante papel en el desarrollo de la medicina moderna, tanto que hoy en día hay que seguir recurriendo a los animales para llegar a remediar varias enfermedades. Ahora bien, hay investigaciones en los que este uso es solo una vía más y otros casos en los que solo se pueden resolver investigando con ellos. Todo esto es así, pero ¿existe algún límite al uso de animales?.

Sigue leyendo

Entrevista con Raimundo Varela Gómez

Raimundo Varela es Profesor del Área de Derecho Financiero y Tributario en la Universidad Miguel Hernández de Elche

¿En qué se puede invertir para conservar el dinero? ¿Cómo suelen invertir los nuevos ricos?

Las inversiones para conservar el dinero obtenido de la Lotería, son muchas y muy variadas. Hasta hace unos años, las más típicas eran las inversiones inmobiliarias Al contrario de lo que se pueda pensar ahora sería el momento de volver a este tipo de inversiones, puesto que ahora los precios están mucho más bajos que hace unos años. Al final esto depende de la aversión al riesgo que tenga el inversor y de la utilidad que se vaya a dar al bien obtenido en la inversión. Pienso, por ejemplo, en el apartamento soñado por aquella familia que pasa sus vacaciones en la playa de alquiler. Las inversiones en estos tiempos están cambiando, y se cambia “el ladrillo” por otras inversiones más seguras, incluso el “oro de inversión” estaría entre ellas.

¿Cómo es posible que se den tantos casos de gente que siendo millonaria a través de la lotería, lo pierde todo?

 Hay personas que cuando les toca la lotería, se ven con un gran patrimonio en dinero, que no saben como gestionar, y en muchas ocasiones piensan que ese gran patrimonio nunca se va a acabar. Mi abuela decía “cuando se echa en un saco y se va sacando de él al final el fondo se le ve”. Hay gente que no sabe donde está ese fondo.

¿De  qué forma está relacionada la lotería con el blanqueo de dinero? Gente que compra décimos a los agraciados para blanquear su dinero negro.

Es un tema archiconocido por la opinión pública, muy bien descrito en la pregunta, de hecho está dentro del plan de prevención del fraude de la Agencia Tributaria, y es que con el blanqueo de capitales se tapan muchos negocios o actuaciones delictivas que indudablemente deben ser perseguidas.

¿Qué pasa con la gente que acepta que le compren el décimo premiado? Pues ellos son ahora los que tienen el problema del dinero negro, ¿Qué opciones tienen?

Estas personas deberían de tener mucho cuidado con este tipo de actuaciones, puesto que dependiendo de donde venga ese dinero negro, incluso podrían estar imputados en posibles delitos de blanqueo de capitales. Las opciones no son muchas, puesto que todo lo que se haga con dinero fraudulento, puede suponer un delito.

¿Cuáles cree que son los motivos más comunes que llevan a la gente a vender sus décimos? ¿Motivos de necesidad/económicos o pura ambición?

Sinceramente creo que ni unos ni otros, el motivo más común que lleva a la gente a vender su décimo, es el desconocimiento. Sinceramente no creo que compense el poder dormir tranquilo con la ganancia que puedan obtener por la venta de los décimos premiados. Entre otras cosas porque el problema se agrava a mayor cantidad de décimos premiados y por consecuencia vendidos.

¿Se puede evitar esto de alguna forma?

Es difícil, al menos de momento, porque un billete de lotería es un premio “al portador” de dicho billete, la única forma sería crear un registro en el que se detalle con nombre apellidos y NIF quien compra esos billetes de lotería. Esto evidentemente tendría otros problemas, pensemos en que hay muchas asociaciones sin ánimo de lucro que sacan parte del dinero que necesitan con la lotería. De una forma u otra esta forma de financiación quedaría erradicada, con la consiguiente queja de este tipo de asociaciones. Hoy por hoy es algo que todos vemos muy normal, pero esto lleva encubierto otro ingreso para la administración, “las donaciones” y que llevan sus correspondientes impuestos.

¿Es fácil para los que quieren blanquear dinero, encontrar los décimos premiados?

Creo que cada vez es más complicado sobre todo porque la gente en general prefiere dormir tranquila y también porque en estas épocas lo que se suele hacer en lugar de invertir es aquello de “tapar agujeros”.

En la venta de lotería cada año, ¿Quién sale ganando, el Estado o las Administraciones?

Indudablemente el Estado que es el gran recaudador de estos billetes de lotería comprados y, no nos olvidemos, que precisamente esta lotería de navidad es la que más se recauda y la que menos toca.

Entrevista con Sabrina Sánchez

Sabrina Sánchez, psicóloga y colaboradora en la oficina ambiental de la UMH

Sabrina Sánchez es psicóloga, educadora en valores humanos, colabora con Amnistía Internacional, con la oficina medioambiental de la UMH y ha trabajado en la tienda de Comercio Justo de Intermón Oxfam.

 ¿Por qué es importante que los productos lleven el símbolo de calidad FAIR TRADE?

Los sellos tienen una doble  interpretación. Hay productores que les cuesta mucho trabajo el hecho de obtener ese sello porque, los requisitos son muy estrictos para poder entrar dentro. De cara a los consumidores les estás asegurando que ese producto se ha hecho de acuerdo a los estándares de Comercio Justo. El sello es una garantía de calidad y de que  el producto se ha hecho  cumpliendo los criterios.

¿Cómo puede reconocer la gente que está comprando Comercio Justo?

Yo lo que haría personalmente es hablar con la persona que vende el producto y preguntarle realmente de dónde viene. La idea del sello parte de la comunidad de los productores del sur, que quieren que se reconozca su producto como una especie de denominación de origen.

¿Realmente se venden estos productos? ¿Por qué algunos productos son tan caros?

El problema de estos productos es que no están todo lo extendidos que nos gustaría. Cada vez hay más. Por ejemplo, en Carrefour se puede comprar café de Comercio Justo, lo que pasa que si lo comparas con el café normal que podemos comprar en cualquier tienda el precio se dispara un poco. Esto es porque, en igualdad de condiciones, si tienes un trabajador ocho horas al día trabajando de lunes a domingo y le pagas una miseria, esto redunda en que el producto sea más económico puesto que la mano de obra es muy barata. Por ello, cuando os encontréis con un producto muy barato, preguntaros el coste que requiere hacer ese producto. Los productos de Comercio Justo son un poco más caros porque se le está pagando un sueldo digno al trabajador. Además ese dinero va a redundar en toda la comunidad, se van a poder hacer escuelas, centros de atención hospitalaria etc.

Los productores no tienen nada que ver en el precio de venta al público. Cuando se compran cantidades se les paga directamente a los productores y ellos se desentienden. El precio de venta depende de la empresa o asociación que los adquiere.

¿Se hace algún tipo de publicidad acerca de los productos?

Publicidad como tal no. Hay campañas puntuales. Lo poco que he visto en medios de comunicación es acerca de la banca ética que alguna vez lo he visto en televisión.

Si nos vamos a otros productos de multinacionales más importantes, por ejemplo Coca-Cola, que tiene una campaña de publicidad brutal y una política de responsabilidad social, lo que hace que nos vendan mucho. Nos podemos plantear cómo es posible que llegue la Coca-Cola a países como la India dónde apenas llega el agua. La coca-cola necesita agua para poder hacerse,  la población no tiene agua pero tiene coca-cola. Es algo muy contradictorio.

¿Qué le parece que las empresas o multinacionales utilicen la palabra Comercio Justo en su beneficio?

Se trata de una estrategia de marketing muy buena que tienen estas empresas. Hay que ir tirando del hilo y descubrir que hay detrás. Porque nos ofrecen este lavado de imagen que muchas veces es más por interés propio empresarial que por sensibilizar a la gente.

¿Qué opina del tratamiento de los medios de comunicación sobre estos temas?

Los intereses mundiales están basados en el dinero, todo lo que no produzca un beneficio para los mismos de siempre, pues se aparta de ese interés. Es la información sesgada por parte de los medios de comunicación. En mi opinión solo ofrecen una visión parcial de la realidad y en esa visión no entran los temas relacionados con el Comercio Justo, esto hay que asumirlo.

 ¿Es importante para las empresas tener una política de responsabilidad social empresarial como hace LUSH con sus materiales para elaborar jabones o Starbucks con el café?

Es importante porque antes no existía. Hace un par de años esto empezó a salir como algo novedoso y la responsabilidad social de una empresa de preocuparse por los trabajadores y el medio ambiente es una etiqueta muy bonita. Para mí, es un lavado de imagen. Lo que pasa con las empresas grandes es un poco contradictorio, pues se puede estar comprando café de Comercio Justo pero deforestando árboles del Amazonas. Contiene una doble moral y su objetivo muchas veces, es aumentar su cuota de mercado.

¿Qué le diría a las personas para animarlas a que compren productos de Comercio Justo?

Creo que muchas veces no sabemos lo que nos rodea, no somos conscientes del mundo en el que vivimos y esto es muy importante. Tenemos que fomentar la empatía y ponernos en el lugar del otro. Nosotros llegamos a nuestra casa, nos ponemos el aire acondicionado y estamos muy bien, pero no pensamos que al otro lado del mundo hay gente que se muere de hambre. Pienso que nos inmunizamos al dolor porque pensamos que no podemos hacer nada.

Comprar algún producto de este tipo significa que estamos pagando por ello un precio justo y digno para el trabajador, esto es lo que les diría.